Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Proponen Creación de “Marca Caribeña”

La actividad turística de la región del Caribe deber ser orientada hacia una “marca caribeña”, como destino, lo que sería de gran utilidad y fomentaría la integración regional, en un contexto en el cual la competitividad en alojamiento está disminuyendo.

El planteamiento está plasmado en el estudio “La competitividad del turismo en el Caribe”, de la autoría de Bineswaree Bolaky, publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), según lo cita el Listín Diario.

“Para ganar competitividad, el Caribe debe ir más allá del tradicional turismo de ‘sol y playa’ impulsado por la inversión extranjera directa y un uso de bienes y servicios de ámbito local”, explica.

El autor analiza 32 países con datos base de 1995-2006 y territorios de la Organización de Turismo del Caribe, exceptuando los destinos mexicanos de Cancún y Cozumel, con la llegada provenientes de tres países: Canadá, EE. UU. y Reino Unido.

Se trata, expone el autor, de un turismo dominado por países hispanohablantes de mayor tamaño.

Cita en ese contexto a Cuba, República Dominicana y Puerto Rico, países que acumulan entre el 45% y el 50% del total del mercado de estancias con pernoctación en el Caribe. No obstante, aduce que se supone que los países de habla inglesa tendrán una ventaja relativa para los turistas británicos, canadienses y estadounidenses.

Las cinco mayores economías de la industria de viajes y turismo de la región están dominadas por Puerto Rico (22.4%), República Dominicana (12.9%, Cuba (12%), Bahamas (9%) y Jamaica (8.2%), destinos que representaron casi dos tercios de la demanda total del mercado.

“El Caribe es la región del mundo que más depende del turismo y, sin embargo, sus perspectivas de crecimiento a futuro son menos favorables que las de otras regiones como Asia, por ejemplo”, señala.

Asimismo, indica que alrededor del 60% de los canadienses que viajan al Caribe terminan en Cuba o en República Dominicana, cuya dependencia suele ser baja en el Caribe de habla no hispana, debido a que generalmente tienen presupuestos bajos y se orientan al mercado de bajo costo, lo que quiere decir que los canadienses son más sensibles a los precios que los estadounidenses y los británicos.

En cambio, los británicos que viajan al Caribe son de alto ingreso y preferiblemente viajan a la parte inglesa, especialmente a Barbados.

Publicar un comentario