Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Llaman a evitar enfermedades transmitidas a través de alimentos

“Las enfermedades transmitidas por los alimentos (ETAS), constituyen un problema de salud a nivel mundial, por lo que la Organización Mundial de Salud (OMS), calcula que cientos de millones de personas padecen de las ETAS, dado que muchos casos no se diagnostican o no se reportan, el índice de enfermedades transmitidas por alimentos puede ser hasta 300-350 veces más frecuente que los casos reportados indican”, afirmó Regil Medina, Gerente División Institucional de Quimocaribe.

Según estudios publicados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, debido a enfermedades transmitidas por los alimentos, a finales de 2010, alrededor de 48 millones de personas se enfermaron, 128.000 fueron hospitalizados y más de 3.000 murieron en ese país, explicó.

Regil Medina dijo que conociendo esta realidad, la seguridad de los alimentos se hace cada vez más necesaria, porque un caso de esta naturaleza proveniente de su establecimiento puede dañar seriamente su reputación, alejar a sus clientes, afectar sus ganancias; y en algunos casos puede terminar con el cierre del negocio.

“La palabra clave a esta realidad es tener conciencia de lo vital que es la limpieza y saneamiento de los complejos hoteleros, y para ello se debe lavar, enjuagar y sanear todas las superficies que tienen contacto con alimentos después de cada uso, como las  vajillas y los utensilios que deben ser lavados y saneados en la máquina o manualmente respetando los procedimientos”.

Explicó que los síntomas son dolor de estómago, cabeza y/o calambres, náusea, vómito, fiebre, escalofríos, diarrea y deshidratación; y que para evitarlos los buenos hábitos de higiene personal incluyen: mantener la limpieza personal, usar la vestimenta de trabajo apropiada, seguir prácticas higiénicas de las manos, evitar hábitos y acciones antihigiénicos, mantener una buena salud, reportar las enfermedades.

Sostuvo que el lavado de las manos con antisépticos para manos -cada vez más utilizado como barrera contra la propagación de virus-, debe cumplir los estándares de la Administración de Alimentos y Drogas (FDA), no deben ser adquiridos en envases a granel, como los galones; se deben usar después de lavarse las manos, nunca se debe usar como sustituto del lavado de manos.  Mientras que los guantes usados para manipular los alimentos: Nunca se deben usar como sustituto del lavado de manos, son de un solo uso, deben ser seguros, durables, limpios y correctos para las tareas, deben quedar ajustados y usarse correctamente.

En cuanto a la vestimenta apropiada para el personal que manipula alimentos, Regil Medina puntualizó que se debe usar una gorra limpia u otro medio para proteger el cabello, vestir ropa limpia todos los días, quitarse los delantales cuando salgan de las áreas de preparación de alimentos, quitarse las alhajas de manos y brazos, usar zapatos limpios y con punta cerrada.

Algunas de alternativas a tomar en cuenta son preparar un plan detallado, paso a paso, o guía para la seguridad de los alimentos, en cuanto a limpieza y saneamiento, higiene personal de los empleados, temperaturas de cocción, almacenamiento y manejo seguros y como servir alimentos preservando su seguridad.

Regil Medina quien ofreció estas informaciones en la charla “El rol del manipulador de alimentos en la seguridad alimenticia”, al participar en la  Feria Comercial de ASONAHORES, dijo que “desde 1997, Quimocaribe trabaja en pro de la salud nuestros turistas, porque entendemos que en nuestras manos está la eficacia de la higiene y el buen servicio que les ofrecemos”.

Publicar un comentario