Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Tribunal embarga 42 empresas de Elliott en RD Alegando que podrían ser condenadas en el extranjero

El Consejo de la Defensa de la familia Elliott, con inversiones turísticas en el país, se quejó de que un tribunal de Santo Domingo ordenó el pasado 1ero de Mayo un embargo de sus activos en República Dominicana basado en que existe la posibilidad de ser condenados en una Corte de los Estados Unidos, en un tribunal que ya rechazó el pasado 24 de Abril tomar medidas precautorias contra estas sociedades comerciales.
También, señala, que el tribunal dominicano toma esta decisión argumentando que un tribunal de las Islas Turcas y Caicos fue apoderado de una litis contra estos empresarios por los demandantes, desconociendo que ya esta demanda fue rechazada y sus autores condenados a pagar los gastos del juicio y a reparar los daños que puedan haber causado.
En Turcas y Caicos
Explica Consejo de la Defensa que la Corte Suprema de Islas Turcas y Caicos, el pasado 23 de abril, no sólo descartó la petición de intervenir empresas propiedad de los Elliot, sino que además ordenó investigar los daños causados a estas entidades comerciales por las acciones en los tribunales y denuncias en los medios de comunicación para decidir si los responsables de las demandas deben indemnizar a la familia Elliott.
En una nota de prensa, el Consejo de la Defensa de Fred y Derek Elliot, canadienses con 20 años residiendo en el país y con inversiones turísticas en Puerto Plata y Juan Dolio, califica de “auto alegre”, la decisión adoptada por la jueza Katia Gómez Guzmán, titular de la Tercera Sala Civil del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional.
Señala, que en el auto No. 038-2009-000410 autorizando las medidas cautelares contra estas empresas, dicha magistrada señala que “existen motivos serios y legítimos para suponer que de las actuaciones judiciales ejercidas” contra los Elliott “en ciudades extranjeras, podrían derivarse decisiones judiciales en su favor, que los harían acreedores” de sumas que deberían ser pagadas por estas empresas. “Es decir, el crédito contra nosotros que justifica la autorización de embargo es una suposición”.
Denuncian conspiración
Fred y Derek Elliott, afirman que estas demandas “temerarias son parte de una conspiración para arruinar sus empresas y como ya perdieron el caso en las Islas Turcas y Caicos, y el juez de La Florida tampoco los ha complacido, ahora acuden a República Dominicana en un intento de engañar y ridiculizar a la justicia del país”.
Indica que las empresas con la que los demandantes tienen relaciones contractuales son  Emi Sun Village Juan Dolio, Inc. y Sun Village Juan Dolio, Inc., corporaciones basadas en las Islas Turcas y Caicos, y allí se descartó esta demanda, mientras que en Santo Domingo, actuando sin sustentación justificatoria, la corte autorizó embargos contra 40 empresas y 5 personas que no tienen ninguna relación comercial con quienes han solicitado esta decisión.
Un caso insólito
Señala que lo más impresionante es que en el auto se citan como responsables de la iniciativa 432 personas que no residen en el país, pero sólo 24 de ellas hacen contar su identificación legal, y de ellos se desconoce su solvencia económica o si tiene fiador o una fianza que garantice que pueden responder por el daño causado a las empresas embargadas en caso de que un juez determine que no tienen derecho a realizar los reclamos presentados al tribunal y les ordene pagar los gastos del juicio o indemnizar a los perjudicados.
Carlos Concepción, de la firma Concepción, Sexton & Asociados de Miami, explicó que la Corte de Miami que conoce este caso, también rechazó a los interesados mantener medidas cautelares contra las empresas de la familia Elliott, como las que decidió el tribunal de Santo Domingo. Dijo que no se explica cómo se pueden justificar medidas como estas suponiendo las posibles decisiones de tribunales extranjeros que ya han descartado este tipo de acciones.

Publicar un comentario