Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Sí puede lograrse la meta de 10 millones de turistas, asegura Frank Rainieri

El empresario de la industria turística Frank Rainieri consideró ayer que para República Dominicana es posible atraer diez millones de turistas en diez años y para eso toma como referencia que países avanzados, como España, han logrado metas tan ambiciosas como la referida.De acuerdo con el diario El Caribe, en un amplio reporte de sus declaraciones, al presidente del Grupo Punta Cana no le cabe ninguna duda de que el país tiene las condiciones para alcanzar la meta porque “somos el ombligo del continente americano y estamos cercanos a Europa”, pero sí dejó claro que para ser exitoso se requiere contar con un plan bien definido y una política de Estado (no del Gobierno), que involucre a un conjunto de sectores. “Eso de traer los diez millones de visitantes se puede lograr perfectamente pero hay que involucrar a todos los actores del sector público con el privado para que trabajen al unísono en ese desarrollo”, sostuvo.
Objetivo internacional
Afirmó que hay otros países luchando por un objetivo similar al de República Dominicana y citó que el pasado año el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que uno de los motores para sacar a esa nación de la situación económica en la que se encontraba tenía que ser el turismo. “Hoy en día Estados Unidos es el país más visitado en el mundo”, apuntó Rainieri, entrevistado en el Almuerzo Semanal de Multimedios de Caribe, por los periodistas Osvaldo Santana, director general del periódico elCaribe ; el subdirector, Esteban Delgado, y la coordinadora de elCaribe digital, Sandra Guzmán. El empresario enumeró experiencias positivas de varias naciones en el transcurso de la conversación. Dijo, por ejemplo, que uno de los elementos que China está desarrollando más rápidamente es el turismo, no solo partiendo de las personas que salen de ese lugar, sino de las que visitan el territorio.
El trabajo de Danilo


La evaluación que realiza Frank Rainieri sobre las ejecutorias del presidente Danilo Medina indican que el mandatario ha estado cumpliendo. “Y en el caso de Punta Cana allí se está construyendo el bulevar turístico. No era posible que no existiera una carretera ni una calle adecuada que uniese a los hoteles con el aeropuerto. Eso se está haciendo, se inició en el gobierno de Leonel Fernández pero transcurrieron siete años y no se concluyó.

Ahora están trabajando rápidamente y si Dios quiere en noviembre de este año estará lista. Se están realizando obras en varios sitios y el Ministerio de Turismo tiene un presupuesto mayor para promoción que el que tenía”, indicó, en una conversación que duró una hora. Pero la política de Estado a la que se refiere Rainieri debe abarcar más que la buena voluntad y el trabajo del Ministerio de Turismo. Debe ser más amplia.A Frank Rainieri no le gusta usar la palabra incentivo, según sostiene. Es decir, no le gusta que se hable de que el Gobierno otorgue cosas o ayudas.

El empresario prefiere que se creen las condiciones para poder competir y para que el turismo no se vaya a otros territorios. “Si no estamos en condiciones para competir, el turista se irá a otro lugar”, indicó.
Gran oportunidad


En estos momentos, según las informaciones que maneja el presidente del Grupo Punta Cana, el país tiene una excelente oportunidad de aprovechar la debilidad y la convulsión que existe en el norte de África, o sea, todos los países desde Marruecos hasta Turquía. Esta última nación recibió el pasado año 28 millones de turistas. Egipto recibía 14 millones de visitantes. “Hoy no creo que reciba más que los periodistas que deben ir a ese lugar a cubrir las noticias y cuatro o cinco o más que por asuntos familiares tienen que ir allá. Es una pena, pero es la realidad. Nosotros tenemos que aprovechar eso”, planteó.Frank Rainieri reconoce que Danilo Medina asumió la presidencia en un contexto económico difícil y por eso tuvo que pasarse unos meses “bregando con la macroeconomía” y luego se dedicó al tema Barrick Gold.
Plan para el turismo
El empresario hotelero prevé que en lo adelante Danilo Medina se tomará el tiempo para unir los criterios y las ideas y poder preparar un plan de 10 años sobre el desarrollo turístico. En otra parte de la conversación dijo que un inversionista no puede tener el sobresalto del cambio de las reglas de juego. “El inversionista tiene que estar seguro que las reglas que le están colocando son a largo plazo y no de inmediatismo”, expuso Frank Rainieri.

A lo que se refiere es, por ejemplo, es al cambio que sufrió el Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), que debió ser absorbido por los dueños de las cadenas hoteleras, porque éstas venden a largo plazo y ya no podían modificar las tarifas que ya estaban publicadas y eran conocidas en el mercado mundial.“Si el Gobierno mañana dice que a partir del mes que viene va a subir el precio, yo no puedo hacer lo que hace el industrial, que es transferirlo a la gente, porque ya yo publiqué un precio internacionalmente y por ese precio viene la gente.

Cuando cambió el ITBIS los hoteleros debimos absorberlo y los márgenes de ganancias en la industria no son grandes. Trabajamos con volúmenes y eso nos obliga a ser eficientes y a tener que establecer tarifas para todas las épocas del año”, expuso Rainieri.Criticó algunos cambios repentinos que realizan las alcaldías porque afectan la industria turística. Enumeró el caso de Verón, donde las autoridades municipales pretendían cobrar un peaje a los turistas que transitaban la zona. Los meses de julio y agosto pasados fueron muy buenos en términos de ocupación hotelera y se espera que ocurra lo propio para el próximo invierno. Sin embargo, Frank Rainieri asegura que “si queremos tener crecimiento de doble dígito para llegar a los diez millones de turistas, tiene que ser una política no solo del Ministerio de Turismo, sino una política de Estado que se cumpla sin importar quién sea el gobernante.

Seguridad garantizada


Rainieri dijo que “todos conocemos los problemas de inseguridad que existen en el país”, sin embargo, aseguró que en la zona turística Bayahíbe-Punta Cana-Bávaro-Samaná esa inseguridad no existe, porque agencias como la Policía Nacional, la Policía Turística, la Autoridad  Metropolitana y las empresas privadas de seguridad trabajan de manera ardua para frenar las actividades delictivas.  “El índice de crimen en la zona Punta Cana-Bávaro es mínimo”, insistió. Rainieri puso en duda las estadísticas que señalan a la provincia La Altagracia como una de los más elevados índices delictivos. Por Punta Cana se reciben 2.5 millones de turistas al año, es decir, el 60% de los turistas que llegan al país.

Rechaza denuncia de Migración

El empresario Frank Rainieri rechazó la acusación formulada por la Dirección General de Migración, en el sentido de que los hoteleros del Este fomentan la presencia de ilegales haitianos. “Somos empresas organizadas y Migración lo que debe es ir a las empresas y verificar el personal que tenemos. Si Migración comprueba que una empresa tiene más personal extranjero de lo establecido por ley, debe actuar y sancionarla”, sostuvo.

Aclaró que el Grupo Punta Cana no es quien construye, sino que tiene cinco empresas en esas actividades. “Ojo, quizás en las construcciones que tenemos hay haitianos, pero esos son los contratistas y yo no puedo ser fiscalizador de ellos. Ese es el trabajo de Migración. El término que se usó no es el correcto, los hoteleros no somos los responsables”, sostuvo Rainieri.
Capacidad instalada
El empresario hotelero aseguró que el país cuenta con aeropuertos suficientes  para cubrir las necesidades y, por tanto, no se requiere construir otros. A manera de ejemplo, refirió que España, una nación de 50 millones de habitantes y recibe otros 52 millones de turistas, tiene apenas siete aeropuertos internacionales, la misma cantidad que tiene República Dominicana, un territorio que tiene unos 10 millones de habitantes. “Estamos perdidos, lo que debemos tener son buenas vías de comunicación y carreteras”, indicó.

Caos con las revisiones

Rainieri no está conforme con la forma como las autoridades de seguridad  revisan a los turistas que llegan por el aeropuerto de Punta Cana. Pero no lo está por la manera como se realizan las inspecciones.

“Es que producen un caos al hacerlo, no es posible que un funcionario de manera antojadiza mande un día a revisar todos los turistas que lleguen. Revisan uno por uno los pasajeros y yo creo que eso debe ser aleatorio como en cualquier país del mundo. Pero cuando usted revisa a todo el mundo lo que está es armando un caos. Yo quisiera saber qué pueden traer los turistas de Europa. Eso pasa todos los días. Esta semana pasó en el aeropuerto de Punta Cana y me juntaron siete aviones por la revisión. Eso era un caos”.

Las tarifas 

Al responder una pregunta sobre la diferencia de tarifas que, de acuerdo a denuncias de algunos sectores, existe en los aeropuertos, Frank Rainieri dijo que se supone que las tarifas en esas terminales son estándar en el caso de los pasajeros.Sin embargo, aclaró que en el caso de las tarifas de los locales alquilados dentro de los aeropuertos (como gift shop o tiendas de regalo y oficinas de líneas aéreas) es probable que los costos varíen entre una terminal y otra. “Estoy seguro que en todos los aeropuertos respetamos el acuerdo de no cambiarle al pasajero sus precios”, apuntó Rainieri.

Publicar un comentario