Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Otorgan Premio Brugal Cree en su Gente a la Fundación Dominicana de Estudios Marinos

Por su amplia labor en la restauración de arrecifes coralinos, la conservación de mamíferos marítimos y el fomento al turismo sostenible en las zonas costeras, la Fundación Dominicana de Estudios Marinos (Fundemar) fue galardonada anoche con el Gran Premio George Arsenio Brugal de los premios Brugal Cree en su Gente.

El galardón dotado de un millón y medio de pesos, fue recibido por la presidenta de Fundemar, Idelisse Bonelly de Calventi, de manos del presidente de la Fundación Brugal, Franklin Báez Brugal.
Al recibir la placa de reconocimiento, la señora Bonelly de Calventi agradeció la distinción que otorga desde hace 23 años la Fundación Brugal a las instituciones que colaboran con el desarrollo social del país, al momento de felicitar a las demás organizaciones que fueron premiadas en los distintos renglones. Fundemar fue primero reconocida en la categoría de Defensa y Protección del Medio Ambiente.
Las demás organizaciones premiadas fueron Oratorio Centro Juvenil Don Bosco de Jarabacoa, La Vega, en Asistencia Social; Dream Proyect de Cabarete, Puerto Plata, en Educación; la Fundación de Corazón a Corazón y su proyecto “Mano amiga”, en Desarrollo Comunitario; Fundación Imagen 83 (Centro de la Imagen), en Arte y Cultura; y la Fundación Pediátrica “Por un Mañana”, en Salud. Todas las categorías recibieron una dotación de un millón de pesos. Antes de anunciar a los ganadores de la vigésima tercera edición de este galardón, la Fundación Brugal reconoció el trabajo social de más de medio siglo liderado por Mary Pérez de Marranzini desde la Asociación Dominicana de Rehabilitación, y quien fue invitada de honor de la premiación.

Transformar realidades

Al iniciar el acto, celebrado en el auditorio de la Casa San Pablo en la capital, el presidente de la Fundación Brugal, Franklin Báez Brugal, señaló que el Premio Brugal Cree en su Gente ha contribuido desde hace 23 años a transformar la realidad de escuelas, hospitales, comunidades y regiones, al apoyar el trabajo de decenas de instituciones.
“Durante todo este tiempo hemos conocido a seres excepcionales y, por qué no decirlo, a seres decepcionantes. De los segundos no vale la pena hablar mucho. Afortunadamente los dominicanos buenos son una inmensa mayoría”, expresó.

 

Publicar un comentario