Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Mitur asegura Proyecto de la Ciudad Colonialcuenta con reputados arquitectos y arqueólogos

Las obras en curso en la Ciudad Colonial no ponen en peligro el patrimonio histórico que allí se encuentra porque se realizan adoptando con extrema rigurosidad todas las medidas necesarias, bajo al supervisión de las instituciones responsables de esta misión y están a cargo de arqueólogos, arquitectos y técnicos capacitados y con vasta experiencia para esta labor.

La afirmación la hizo la arquitecta Maribel Villalona, directora de la Unidad Coordinadora del Programa de Fomento al Turismo en la Ciudad Colonial a cargo del Ministerio de Turismo, que se realiza con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo.

La funcionaria entregó copia del último reporte de la arqueóloga Marthe Roquel Aquino, consultora que esta cargo del Plan de Manejo Arqueológico de este proyecto, y del informe de campo del doctor Argamemnon G. Pantel arqueólogo y gerente internacional de patrimonio que hizo una evaluación las tareas y procedimientos  arqueológicos utilizados hasta el momento en la Ciudad Colonial.
Cumpliendo metas
El doctor Pantel dice en su informe de campo que tanto “el proceso de documentación como los procedimientos de monitoreo arqueológico aplicados hasta la fecha están cumpliendo con metas principales” de “identificación, documentación y protección de los recursos arqueológicos encontrados”.Dice que el proyecto “está realizando esfuerzos meritorios” para que los objetivos del mismo cumplan al mismo tiempo con los principios de ingeniería y se “aborden temas sociales y culturales relacionados con este centro histórico único; y se están tomando medidas para identificar las área con “potenciales más altos de sensibilidad arqueológica.

Pantel otorga buena calificación al equipo de constructores que interviene la Ciudad Colonial, y dice que “todos cuentan” con  “notables” experiencias previa en este tipo de proyectos.
Procedimientos rigurosos


Villalona explicó que el proyecto tiene un plan para el abordaje arqueológico que incluye un protocolo de investigación arqueológica que sigue las directrices del Reglamento de Intervención Arqueológica elaborado por el Comité Consultivo de Arqueología del Ministerio de Cultura en el 2011 tomando en cuenta las leyes y normas nacionales e internacionales en esta materia.

Se están utilizando procedimientos muy rigurosos establecidos en el reglamento del Ministerio de Cultura utilizando como método la arqueología de rescate o salvamento que ordena durante la ejecución de una obra como ésta la paralización de los trabajos en los casos como los que ya han sido detectados en la Ciudad Colonial. El Plan de Manejo Arqueológico fue presentado el 17 de junio a los técnicos de la Oficina del Centro Histórico del ayuntamiento, a la Dirección Nacional de Patrimonio Monumental del Ministerio de Cultura, y el primero de julio fue presentada a los contratitas (Compañía Núcleo de Ingeniero) cuyo representante es el ingeniero conservador y miembro de ICOMOS Dominicano, Amaury Cestari y a los supervisores uno de cuyo representantes es el arquitecto conservador y miembro de ICOMOS Dominicano, Gustavo Moré.
Hallazgos
Previo al inicio de las obras se realizó un Estudio Arqueológico que que consistió en identificar  la mayor información documental disponible a través de los métodos y técnicas de la arqueología, recopilando los estudios arqueológicos  existentes y la  realización  del protocolo a seguir en las intervenciones y en los hallazgos arqueológicos que pudieran ser encontrados durante las obras. Además se contrató al técnico arqueólogo Joaquín Adames, con quien tiene más de 30 años de  experiencia en la realización de trabajos arqueológicos y de supervisión en la Ciudad Colonial, quien se mantiene fijo en el proyecto, bajo constante supervisión de la arqueóloga Roquel.

En el proceso de obras se han hecho hallazgos importantes en dos puntos y en ambos casos de inmediato, siguiendo el Plan de Manejo Arqueológico se paralizaron los trabajos hasta tanto los arqueólogos del proyecto y los expertos del Ministerio de Cultura hicieran los análisis y las recomendaciones acerca de cómo proceder. El 15 de agosto pasado fue localizado en la calle Isabel La Católica, en el tramo comprendido entre la Padre Billini y la Arzobispo Porte, porciones de zapata de un muro de unos 2.20 metros de ancho, mutilado por el paso del alcantarillado sanitario y la tubería de abastecimiento construidos en el siglo XX.

Se solicitó una consultoría al arquitecto restaurador Teódulo Blanchar especialista en arquitectura militar colonial y conservador de la muralla de Santo Domingo. Las obras fueron desteñidas más de dos semanas hasta tanto se hicieron los análisis y los expertos y autoridades se pusieron de acuerdo en las medias a adoptar para reanudar preservar los restos del mjuro  y reanudar los trabajos. Las contratistas cumplieron con las acciones acordadas bajo la supervisión de los arqueólogos.

Muro
El 18 de agosto pasado fue localizado en la calle Arzobispo Meriño esquina Arzobispo Portes un muro a muy poca profundidad, mutilado y segmentado  en cinco partes desiguales producto de diferentes intervenciones, realizadas para colocar las redes del acueducto alcantarillado sanitario y pluvial, construidas durante el siglo XX. Se aplicó el protocolo correspondiente con la paralización de los trabajos de remoción  de suelo y subsuelo, para proceder a su registro fotográfico, levantamiento a escala de sus dimensiones y de la posición relativa del muro, con medidas, puntos de nivel y georeferencia según indica el referido protocolo.Los expertos del Ministerio de Cultura, el Comité Consultivo Arqueología y los profesionales que trabajan en el proyecto realizaron tres reuniones, y finalmente el Comité emitió una resolución con las recomendaciones para proceder al manejo de este recurso arqueológico. En ambos casos se han tomado las medidas establecidas en el protocolo aprobado para la intervención arqueológica y preservar el patrimonio. Se dejarán una huella representativa en ambos lugares con una tarja simbólica visible como recomendó el arquitecto Blanchar.

Publicar un comentario