Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Los embargo-asaltos a la orden del día en Punta Cana

En lo que va del 2011 se han registrado seis embargo-asaltos en Punta Cana, que aunque es parte del Distrito Judicial de La Altagracia, en casi todos, han sido decididos por un juez de El Seibo.
Los últimos dos ocurrieron el martes y jueves pasado. El en primero de ellos se trata de una demanda laboral de varios ciudadanos haitianos que reclamaron contra una empresa que hizo trabajos en la etapa de construcción del hotel que fue inaugurado en el 2009. El juez fallo contra el hotel que nunca fue notificado y desconocía el caso hasta que llego el abogado con un alguacil de El Seibo, sin fuerza publica, pero con seis camiones, una grúa y una turba de unos 200 hombres que a la señal del alguacil atacaron destruyendo parte de la recepción y desbalijando de sus pertenencias a todos los turistas que se encontraban en el lugar. El hotel tuvo que pagar tres millones en efectivo para que se retirara la turba. La PN fue llamada pero nunca llego.
El abogado que dirigido esto es un experto en este tipo de operativos y es famoso, tantos desmanes ha protagonizado en la zona que ahora acude a jueces de El Seibo porque se hizo una gran presión y se ha logrado un comportamiento mas apegado a las leyes y procedimientos.
Ahora el hotel enfrenta además docenas de reclamaciones de turistas que fueron despojados de pertenencias y tendrá costos millonarios por demandas de huésped que reclaman por el impacto psicológico o susto, a momento de terror vivido por la entrada al establecimiento de un turba enardecida sin control. El famoso abogado de los embargos-asaltos aparece en el documento judicial con una cédula que no esta registrada en la JCE, según la Asociación de Hoteles del Este.
El segundo embargo-asalto ocurrió el jueves. El principal turoperador francés para RD compro un hotel cerrado en Punta Cana y lo rehabilitó y abrió el ano asado. Pago todas las deudas registradas. El jueves llego un turba con un alguacil de El Seibo para practicar un embargo por una deuda de 4 millones de dólares que nunca había sido notificada y que nadie había intentado cobrar. Había sido condenado sin tener noticias de ello. Nunca fue citado y fue condenado en defecto en una jurisdicción que no le corresponde. También sin fuerza publica.
El hotel estaba ocupado por unos 600 turistas franceses, incluyendo un buen numero de familias, que vieron aterrorizados como eran sacados los muebles del hotel. Todos tuvieron que ser sacados y llevados a otros hoteles de la zona.
Según la Asociación de Hoteles del Este, el presidente de la Suprema Corte de Justicia ha sido informado de esta grave situación, pero no ha pasado nada; y en estos casos la PN de Punta Cana fue avisada pero tardo horas en llegar. Ya todo se había consumado.
El historial de los embargos-asaltos en los que se llevan equipos y mobiliario, una parte se pierde y los que se recuperan están inservibles.

Publicar un comentario