Atrás

Los chinos inician su desembarco en el Caribe con vuelo Pekín-La Habana

La nueva conexión aérea entre Pekín y La Habana busca atraer a los turistas de China, que ya es el principal emisor de turistas mundial, a Latinoamérica y el Caribe, zonas poco conocidas por los viajeros de la potencia asiática.

El vuelo de la aerolínea Air China que despegó del aeropuerto internacional de Pekín abre una nueva ruta de entrada a Latinoamérica para los turistas chinos, los que más gastan durante sus viajes con diferencia, según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Se trata de la primera comunicación directa entre la segunda economía mundial y el Caribe, y también de la primera línea entre China y América Latina operada por una aerolínea del país asiático, ya que existen vuelos a México o Brasil gestionados por empresas extranjeras.

El Boeing 777 llegó el pasado domingo a La Habana, después de 19 horas y media de vuelo y una parada técnica para en Montreal (Canadá).

Este vuelo busca cambiar las dinámicas turísticas de los chinos, que prefieren viajar por Asia y Europa antes que a América, y en caso de que vayan allí, suelen apostar por visitar EEUU, por lo que el resto del continente aún les es desconocido.

La apuesta por un vuelo entre China y Cuba no es casual, tal y como recordó el embajador de Cuba en China, Alberto Jesús Fernando Silva, quien elogió la «amistad de larga data» entre ambos países, en un acto de inauguración organizado por la legación cubana y Air China en el aeropuerto de Pekín antes del despegue del vuelo.

El embajador cubano pronosticó que este vuelo incrementará la llegada de «turistas y hombres de negocios chinos» a la isla y muchos otros países latinoamericanos buscan darse a conocer en China a través de diferentes estrategias.