Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Las economías emergentes superarán a los destinos tradicionales en 2015

Las economías emergentes de Asia, América Latina, Europa Central y Oriental, Oriente Medio y África comenzarán a recibir más turistas internacionales que las economías avanzadas hacia el año 2015, según prevé la Organización Mundial del Turismo (OMT). De aquí hasta 2030, Europa perderá 10 puntos de cuota de mercado. En las próximas dos décadas, una gran parte de los viajeros procederá de los países asiáticos.
En 1980, Europa recibía el 63% del turismo internacional. En la actualidad dicho porcentaje se sitúa en el 51% y probablemente quedará reducido al 41% en el horizonte del año 2030. Es una consecuencia directa de la globalización del fenómeno turístico: los flujos de viajeros internacionales se expanden por todo el planeta y la vieja Europa ve amenazada su supremacía mundial como destino turístico.

Proyecciones

Según la OMT, el turismo internacional seguirá creciendo en el periodo 2010-2030, pero a un ritmo más moderado que en décadas pasadas. Así, el número de llegadas de turistas internacionales en el mundo se incrementaría en un 3,3% anual como promedio.
“Al ritmo previsto de crecimiento, las llegadas superarán la cota de los mil millones en 2012, partiendo de los 940 millones registrados en 2010. Para 2030, se prevé que las llegadas alcancen los 1.800 millones”, informa la OMT.
Estas proyecciones significan que, “en dos décadas, cinco millones de personas cruzarán cada día las fronteras internacionales por motivos de ocio, por asuntos profesionales o con otros fines, como las visitas a amigos y familiares”.
Ahora bien, las llegadas internacionales en los destinos que son economías emergentes podrían seguir creciendo a un ritmo que duplicaría al de aquellos países que se encuentran en economías avanzadas: +4,4% al año frente al 2,2%, apuntan los expertos de la OMT.
De hecho, la OMT estima que para 2015, las economías emergentes ya recibirán más turistas internacionales que las economías avanzadas y para 2030 se espera que alcancen una cuota del 58% (ver tablas).

30 millones al año

De este modo, y en términos absolutos, las economías emergentes de Asia, América Latina, Europa Central y Oriental, Europa Mediterránea Oriental, Oriente Medio y África ganarán una media de 30 millones de llegadas al año, frente a los 14 millones de los destinos tradicionales de las economías avanzadas de América del Norte, Europa y Asia y el Pacífico.
De acuerdo con el informe de perspectivas a largo plazo de la OMT, una gran parte de las llegadas de las dos próximas décadas procederá de los países de Asia y el Pacífico, que crecerán a un ritmo del 5% anual y generarán una media de 17 millones de llegadas internacionales adicionales cada año.
“Europa le sigue con una media de 16 millones de llegadas más al año, resultado de una tasa de crecimiento mucho más moderada (+2,5% al año), pero partiendo de una base mucho mayor. Los otros 10 millones de llegadas anuales adicionales las generan las Américas (5 millones), África (3 millones) y Oriente Medio (2 millones)”, apuntan los analistas de la Organización Mundial del Turismo.

El gasto de los BRIC

El gasto turístico realizado en el extranjero por los viajeros internacionales procedentes de Brasil, Rusia, India y China -los llamados mercados emergentes BRIC-, ha registrado crecimientos de dos dígitos durante los ocho primeros meses del año.
De este modo, el gasto turístico total realizado por los turistas chinos en sus viajes al extranjero creció un 30% durante los primeros ocho meses del año, frente al +21% de los rusos, el +44% de los brasileños y el +33% de los viajeros indios.
“Estos países son los mercados del futuro”, apuntó el secretario general de la OMT, Taleb Rifai, que ha ofrecido los datos esta semana en la feria WTM de Londres.
Pero el potencial de los mercados emergentes puede ser desaprovechado por numerosos países si los gobiernos occidentales imponen severas normas a la hora de conceder visados turísticos a los viajeros de estos países, según advierte la OMT.
“Hay que revisar los procedimientos que existen actualmente para conceder los visados”, dice Rifai.

Potencial de China

Mientras, el continuo crecimiento del enorme mercado de China, tanto en viajes al exterior como domésticos, cambiará para siempre la industria global de la hospitalidad, afirma el Reporte Mundial de Tendencias que presentan habitualmente en Londres la firma Euromonitor  International y la organización de World Travel Market.
“Asia: crece la influencia de China”, es una de las ocho tendencias destacadas en el WTM Global Trends Report 2011, presentado por estos días en la más importante feria del turismo mundial.
Según el estudio, el gasto de los consumidores chinos en alojamiento alcanzara los 57 mil millones de dólares en 2011, tercero a nivel mundial por detrás de Estados Unidos y Alemania; sin embargo, continuará creciendo y debe llegar a 67 mil millones en 2015, pasando al segundo lugar.
Ante la creciente influencia china en el sector de viajes y turismo, muchas compañías hoteleras están adaptando sus marcas en China, asociándose con compañías del país asiático, o creando programas específicos para los viajeros chinos en otros países. Planean continuar creciendo en el mercado doméstico de esa nación, adoptando las experiencias y las prácticas que les ayuden a acomodar sus propiedades en otros países para atraer a turistas chinos.

Asociaciones

En ese sentido, el reporte destaca que gigantes de la hotelería española como Sol Meliá y NH Hoteles han tomado el camino de las asociaciones. Sol Meliá se asoció con Jin Jiang Hotels para compartir sus mejores prácticas, mientras que el grupo de viajes chino HNA compró el 20% de NH Hoteles para ayudar en el ingreso de la cadena al mercado del Gigante Asiático.
Starwood tiene en desarrollo 100 hoteles en China, y en 2010 la membresía china en si programa de fidelidad Preferred fue la segunda más grande a nivel mundial.
Por su parte, Hilton Worldwide lanzó la iniciativa Hilton Huanying (término chino para “bienvenido”), asegurándose de contar con servicios adaptados a huéspedes del país asiático, personal de recepción con dominio del mandarín y canales de TV chinos incluidos en la oferta de entretenimiento en las habitaciones, así como desayuno con opciones para el paladar chino.
Intercontinental lanzará una marca de alta gama dirigida al mercado chino en 2013, rebautizando en China su Holiday Inn Express brand,  que ahora se traduce como “Smart Choice”.

El consumidor chino

Caroline Bremner, responsable de Investigación de Viajes y Turismo en Euromonitor Internacional, destacó que “los hoteles están aplicando estrategias diversas para aprender más sobre el consumidor chino y extender ese conocimiento a sus redes mundiales. Con 62 millones de viajeros chinos al extranjero previstos para 2015, los hoteles con capacidad para responder a los usos y gustos del turista de China seguramente se beneficiarán”.

Publicar un comentario