Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Inversión extranjera directa en Latinoamérica y el Caribe superó los US$173 mil MM

Durante 2012, los países de Latinoamérica y el Caribe recibieron un volumen récord de inversión extranjera directa (IED) ascendente a 173.361 millones de dólares, un 6,7% más que en 2011 aun en medio de una caída mundial en ese terreno, destacó la CEPAL.

En un informe, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe señala que entre las razones para ese aumento están el crecimiento económico sostenido de la región, los altos precios de las materias primas y la alta rentabilidad de las inversiones para la explotación de los recursos naturales.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, afirmó que “los resultados en materia de inversión extranjera directa dan cuenta del buen momento que atraviesa la economía de América Latina”.

No obstante, advirtió que “no vemos indicios muy claros de un aporte relevante de la IED a la generación de nuevos sectores o a la creación de actividades de alto contenido tecnológico, considerando que uno de los principales desafíos que enfrenta la región es un cambio en su estructura productiva”.

Como tendencia, la Cepal señala que la IED se orienta cada vez más hacia la explotación de recursos naturales, particularmente en Sudamérica, y que el papel de la manufactura es limitado en las entradas de IED, excepto en los casos de Brasil y México.

Las utilidades de las trasnacionales que operan en la región aumentaron 5,5 veces en nueve años, desde 20.425 millones de dólares en 2002 a 113.067 millones en 2011. Como media, esas empresas envían a sus matrices en el extranjero el 55% de sus utilidades e invierten el 45% en la región. Según la Cepal, el crecimiento tan marcado de estas utilidades tiende a neutralizar el efecto positivo que produce el ingreso de la inversión extranjera directa sobre la balanza de pagos.

Brasil, aunque con un descenso de 2%, sigue siendo el principal receptor de IED (65.272 millones de dólares en 2012), el 41% del total de la región.

En 2012, Perú (12.240 millones) y Chile (30.323 millones) mostraron los aumentos más significativos. Otros países con crecimiento interanual fueron Argentina (27%), Paraguay (27%), Bolivia (23%), Colombia (18%) y Uruguay (8%). En Centroamérica resaltan El Salvador (34%), Guatemala (18%), Costa Rica (5%), Honduras (4%) y Panamá (10%). Entretanto, México, Ecuador, Venezuela y Nicaragua mostraron descensos.

El Caribe tuvo crecimiento de la IED por tercer año consecutivo, con R. Dominicana como principal receptor. No obstante, la subregión sigue por debajo de los niveles de 2008.
Aunque Estados Unidos y los países de la Unión Europea se mantienen como los principales inversionistas en la región, crece la inversión proveniente de los propios países latinoamericanos y caribeños, que alcanzó el 14% del total. Se consolidan, además, las empresas trasnacionales latinoamericanas.

La inversión directa de los países latinoamericanos y caribeños en el exterior escaló 17% en 2012 hasta los 48.704 millones de dólares, 2% por encima del máximo histórico registrado en 2010. Durante la última década, Brasil, Chile, Colombia y México han sido los principales emisores de esa inversión, pero en 2012 sólo México y Chile concentraron la mayor parte.

Publicar un comentario