Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Huelgas preocupan a sector empresarial

Empresarios mostraron preocupación por los paros que han tenido lugar en distintas comunidades, por considerar que crean incertidumbre y afectan la dinámica productiva en las zonas donde se producen.
Lisandro Macarrulla, presidente del CONEP, llamó al Gobierno a atender sin demora los reclamos comunitarios.
Sostuvo que además de estas variables, las huelgas dejan secuelas de daños a quienes participan en estas jornadas, y un impacto negativo en los habitantes de las zonas en que se desarrollan.
“Nosotros entendemos que de alguna forma las autoridades tienen que ser proactivas, tratar de enfrentar las demandas que están originando estos movimientos”, aconseja.
Aunque entiende que muchas de las demandas que motivan estas protestas son válidas, considera que siempre habrá mejores opciones para que las comunidades hagan valer sus reclamos.
“En este momento, la crisis mundial, crisis local y la situación política y social del país ameritan madurez y un compromiso de todas las organizaciones políticas, sociales y empresariales, e inclusive sindicales, para que la República Dominicana pueda tener el mejor clima de paz”, reflexionó.
Directivos de las distintas filiales del CONEP también expresaron sus inquietudes por los reclamos que en las últimas semanas mantuvieron en vilo a comunidades de Santiago, Navarrete, Licey, San Juan de la Maguana, Higüey, y más recientemente a los municipios Salcedo y Bonao.
La opinión compartida es que los pueblos tienen derecho a manifestar su descontento, siempre que existan razones que realmente lo justifiquen.
“Cada quien tiene derecho a exigir y a protestar de una forma no violenta sobres sus creencias y exigencias. Cada quien puede ejercer sus derechos de protesta”, expuso Ricardo Bonneti, presidente de la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (Anje).
Manuel Cabrera, presidente de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera, señala que esa organización no está de acuerdo con que las comunidades expresen su inconformidad con protestas violentas, porque complican aun más la situación de crisis que atraviesa la RD.
Ignacio Méndez, presidente de la Federación de Asociaciones de Industrias (Fai), apunta que las huelgas tienen un costo social y económico, en función de la magnitud de las manifestaciones, y de cómo perturbe el ritmo de las empresas que operan dentro del radio de acción de las protestas.
El presidente de la Federación Nacional de Detallistas de Provisiones , Fermín Troncoso, se une al criterio de que los ciudadanos tienen derechos y razones para expresar sentimientos de inconformidad, “pero debemos darle oportunidad a las autoridades de que resuelvan los problemas macro, y también nosotros esperar y contribuir con la realidad del país”, sugirió el dirigente sindical. (EC-6).

Publicar un comentario