Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Esperan turismo sostenible siga creciendo

El turismo de experiencias es un subsector del turismo que está creciendo tres veces más rápido que la industria en general. 

El sistema turístico mundial está creciendo de manera estable entre 4 y 4.1% anualmente y los nichos de mercado que buscan el turismo experiencial van asumiendo cada día más una cuota de mercado más amplia en relación al turismo tradicional, llegando a acumular un 25% del mercado total en los próximos años.

“El turista de hoy es educado y bien informado. Son más numerosos los turistas con sensibilidad ambiental y social que buscan destinos bien planificados y menos contaminados, y que dejan a un lado los destinos mal diseñados con problemas ambientales o sociales” manifiesta Carla Campos, ejecutiva del Consorcio Dominicano de Competitividad Turística (CDCT), organización que desde hace más de una década trabaja en la promoción de una oferta en turismo sostenible a través del trabajo que viene realizando con 10 clúster turísticos que operan en los principales destinos del país: Barahona, Pedernales, Puerto Plata, Jarabacoa, Constanza, La Romana, La Altagracia, Samaná, Montecristi y Santo Domingo.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de Turismo el mercado sol y playa ha madurado y su crecimiento, contabilizado por visitas internacionales, se espera se mantenga plano. Así mismo se evidencia que el modelo tradicional tiene la capacidad de retornar a la economía local hasta un 20% de los ingresos generados por la actividad turística, a diferencia de hasta un 95% que el ecoturismo tiene la capacidad de retornar.

Otro elemento importante dentro de este tipo de oferta es el promedio de gasto diario de un turista.

El 26% de los turistas que se definen a si mismo como “ecoturistas” están dispuestos a gastar entre $1000-$1500 por viaje, superior al promedio de gasto diario del turista que se hospeda en hoteles todo incluido.

La Sociedad Internacional del Ecoturismo realizó un estudio que refleja que los turistas que se quedan en hoteles pequeños basados en la naturaleza gastan 18 veces más que lo que los pasajeros de los cruceros gastan cuando visitan la isla.

En este sentido, Campos manifiesta que debido a las exigencias para productos más auténticos y sostenibles, la República Dominicana esta diversificando su oferta.

Los otros países en la subregión del Caribe y Centro América demuestran estar moviéndose hacia un modelo de desarrollo más sostenible, el ecoturismo.

 

Publicar un comentario