Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

España: el turismo se estanca por primera vez desde 2002

Con los datos de los nueve primeros meses sobre la mesa y vistas las perspectivas de los empresarios para el cuarto trimestre, el cierre de 2008 apunta a un estancamiento de la contribución económica del turismo a la economía española, algo que no ocurría desde hace seis años. Exceltur estima que el PIB turístico descenderá un 0,1%.
De acuerdo con Hosteltur, durante la presentación del ‘Balance turístico empresarial del tercer trimestre’, el vicepresidente ejecutivo de la alianza, José Luis Zoreda, señaló que “el turismo no ha sido inmune a la crisis”.
Ha tardado más en verse afectado, pero en verano, la época más importante del año, se ha producido una acelerada reducción de las ventas y de los márgenes empresariales, provocada, como venían reflejando estudios anteriores, por una “desaceleración profunda del mercado español” y un descenso, aunque en menor medida, del número de turistas británicos. Según el director del área de Estudios de la asociación, Óscar Perelli, el resto de emisores extranjeros “han compensado en parte la caída de la demanda doméstica, pero de manera más débil a medida que avanzaba el verano”.
Perelli añadió que en general, entre julio y septiembre, todos los subsectores turísticos han visto reducidos sus beneficios con respecto al mismo periodo de 2007. Aunque aún se trata de “una caída moderada”, esto ha provocado que la confianza de los empresarios hayan vuelto a caer, “situándose en el nivel más bajo desde que se realiza esta balance”.
El análisis realizado por la organización apunta que los que mejor “han sorteado el bache” han sido los hoteles vacacionales de la costa mediterránea y de los archipiélagos. “También se han defendido bien e incluso han mejorado sus resultados los establecimientos de Zaragoza y Valencia, gracias en el primer caso a la Expo y en el segundo a la celebración del Gran Premio de Fórmula 1”, explicó Zoreda. Por el contrario, los subsectores más afectados han sido las aerolíneas, los hoteles de entre 1 y 3 estrellas, los urbanos, los grandes grupos de agencias de viajes y las empresas de alquiler de coches. A esto Perelli agregó que también se han comportado favorablemente las líneas de AVE y los hoteles de 4 y 5 estrellas, lo que demuestra que los segmentos con mayor capacidad de gasto “aún tienen menos problemas para sortear la crisis”.
Zoreda avanzó que estos resultados del tercer trimestre condicionan las perspectivas para el cierre del año. “Los últimos meses del año y el inicio de 2009 van a ser muy complejos para el turismo. El 70% de los empresarios anticipa una reducción en las ventas y peores resultados”, señaló. Como razones esbozó la crisis financiera internacional y el hecho de que los planes de rescate de los Estados no hayan calado en el nivel de confianza del consumidor, produciéndose aún una contracción del gasto; un calendario laboral que no favorece las escapadas; una reducción del turismo corporativo, “ya que las empresas están recortando los viajes”; y una reducción de la capacidad aérea. “Hay un 20% menos de slots contratados que en el mismo periodo de 2007”, concretó.

Publicar un comentario