Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Empresarios aconsejan al Gobierno que sea austero, que no se endeude más

Presidentes de varias entidades empresariales del país sugirieron al  Gobierno que  en lugar de buscar más dinero prestado  para cubrir el déficit fiscal de RD$9,915 millones acumulado en lo que va de año, reoriente los gastos mediante un plan de austeridad.
Así lo expresaron Pedro Pérez, de la Organización Nacional de Empresas Comerciales (ONEC); Ignacio Méndez, de la Federación de Asociaciones Industriales (FAI);  Luis Núñez, de la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS), y Manuel Cabrera, de la  Asociación de Empresas Industriales de Herrera (AEIH).
Tanto Pérez como Cabrera objetan que se acuda a bonos soberanos, ya que sus costos  son muy elevados para el país. En su lugar, sugieren  acudir a organismos internacionales como el FMI, que ofrezcan mejores condiciones de crédito y que impongan  ciertos controles en el gasto.
El secretario de Hacienda, Vicente Bengoa, manifestó el miércoles al finalizar un encuentro con el  Presidente de la República y los principales miembros de su equipo económico que el Gobierno deberá recurrirse a préstamos externos e internos para cubrir  el déficit entre los ingresos y los gastos de este año.
Al respecto, Cabrera recordó que el sector empresarial siempre ha abogado por austeridad en el gasto corriente pero el Estado ha tenido oídos sordos.
Pérez, de la ONEC, enfatizó que el Gobierno debe reorientar los ingresos para invertirlos en gastos más productivos y  buscar la manera de invertir más en gastos de capital,  infraestructuras necesarias como calles, hospitales y escuelas.
Núñez, presidente de la ACIS, expresó que es insostenible que las finanzas públicas dependan del endeudamiento, cuando en el país no se ha evidenciado la intención de ejecutar una política de austeridad y jerarquización de prioridades en la calidad del gasto.
De su lado,  Méndez, presidente de la FAI, consideró que resolver un problema de déficit con dinero prestado no es una solución muy agradable.
En lugar de ello aconsejó poner en marcha  un plan para luego pagarlo y ajustar el gasto del Gobierno.
Núñez agregó  que preocupa a los sectores productivos el ignorarse  el destino de los recursos, en vista de que no existe condicionamiento alguno para la inversión de los mismos. (HO-1e)

Publicar un comentario