Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

El Consejo Mundial de Viajes y Turismo reitera rechazo al APD británico

La decisión del ministerio de Hacienda británico de aumentar una vez más el Impuesto al Pasajero Aéreo es económicamente contraproducente, declaró esta semana el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, y criticó el hecho de que el gobierno escoja “seguir aumentando la carga impositiva sobre un sector que asegura millones de empleos en el Reino Unido”.
El Air Passenger Duty (APD), introducido en 1994 como una tasa ambiental de 5 libras para cada pasajero viajando desde aeropuertos británicos, sufrió desde entonces varias modificaciones y aumentos que han hecho que actualmente una familia promedio de cuatro miembros en viaje al Caribe deba pagar casi 400 libras sólo en impuesto, cuando la cifra era de 80 libras en 2005.
Esa situación ha generado fuertes críticas de la industria turística británica, principalmente las aerolíneas, además de organismos como el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (World Travel and Tourism Council, WTTC) y destinos como el Caribe, particularmente afectado al haber sido situado arbitrariamente en una banda de tarifas que le coloca en desventaja frente a destinos de Estados Unidos pese a estar en la misma zona geográfica.
Al comentar la decisión del ministro de Hacienda (Chancellor of the Exchequer), de aumentar otra vez la tasa, el WTTC recordó que según un estudio comisionado a Oxford Economics la eliminación del APD resultaría en una cifra extra de 91 mil empleos para Reino Unido y 4,2 mil millones de libras extras para la economía británica en un año.

David Scowsill, presidente y CEO del WTTC, destacó que “la industria de viajes y turismo, de la cual la aviación es un motor fundamental, genera 2,3 millones de empleos y aporta 100 mil millones de libras cada año a la economía del Reino Unido”.
“La declaración del ministro de Haciendo subraya la necesidad que tiene la economía británica de hallar oportunidades de crecimiento, pero ha escogido imponer una mayor carga impositiva a una industria que contribuye a asegurar millones de empleos en el Reino Unido. Este impuesto está dañando la economía en un momento crucial, y está además teniendo un impacto negativo en el comercio y las relaciones con países del Caribe, África y Asia”, agregó.

Y subrayó: “Antes que reconocer el impacto del APD en la economía y reducir su monto, el Reino Unido ha optado por un mayor daño a la economía y a la creación de empleo”.
De acuerdo con el estudio de Oxford Economics para el WTTC, divulgado en marzo de 2012, la eliminación del APD habría elevado entre 1,8 mil y 2,9 mil millones de libras el valor agregado bruto del Reino Unido en 2012, gracias al impulso a la aviación y el turismo por el aumento en el número de pasajeros, lo cual a su vez habría estimulado la creación de entre 38 mil y 61mil empleos extras.

A la vez, los ingresos extra disponibles para los viajeros gracias a los precios más bajos de los boletos aéreos darían un estímulo al gasto de los consumidores que resultaría en un aumento del valor agregado bruto del Reino Unido en 1,3 mil millones, además de unos 30 mil empleos.

En total, el beneficio general estimado para la economía británica ascendería a 91 mil empleos e ingresos extras por 4,2 mil millones de libras cada año.

El WTTC subraya que, aun cuando muchos países cuentan con impuestos similares, el APD del Reino Unido es sustancialmente más alto y, según estudios de la industria aérea y de destinos afectados por la medida, está teniendo un efecto negativo en el sector de viajes y turismo al igual que en la economía británica.

El estudio comisionado en 2012 por el WTTC recuerda que la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria del Reino Unido pronostica ingresos de 2,8 mil millones de libras provenientes del APD en 2011-2012.
Al respecto, señala que en ausencia del APD esa corriente de ingresos podría venir del mayor nivel de gasto de los consumidores, al tener más fondos disponibles gracias a los precios menos elevados de los viajes aéreos.

Publicar un comentario