Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

El Black Jack será atracción

Por disposición del presidente Leonel Fernández el  velero Black Jack, en el que Francisco Alberto Caamaño Deñó y otros ocho guerrilleros arribaron a la costa Sur del país, en febrero del 1973, con el objetivo de derrocar el gobierno de Joaquín Balaguer, ayer fue trasladado a los talleres de los Astilleros Navales, donde un equipo técnico de la Marina de Guerra lo someterá a un riguroso proceso de restauración.
Una vez reparada, la histórica nave será exhibida de manera permanente en las instalaciones de la Fundación Caamaño.
El jefe de Estado Mayor de la Marina, vicealmirante Homero Luis Lajara Solá, dio instrucciones al director de los Astilleros, contralmirante Féliz Roa, a fi n de que la restauración concluya lo más pronto posible. El plan de los técnicos es devolver al Black Jack la apariencia que tenía cuando llegó al país con nueve hombres deseosos de mejorar las condiciones de vida de la mayoría de los dominicanos, por medio a la creación de nuevas estructuras político-social.
Antes de trasladar el barco a los talleres, el secretario de Estado Miguel Mejía aseguró que es un interés del presidente de la República resguardar los valores históricos de la nación. La memoria del Héroe de Abril del 1965 es uno de esos valores a ser enaltecidos, enfatizó.
El velero que llegó por playa Caracoles sirvió como nave de instrucción a los miembros de la Marina.

Publicar un comentario