Atrás

Cobertura del déficit cuasi fiscal atrasada

El financiamiento del déficit cuasi fiscal del Banco Central está en una especie de letargo.
Con casi el 58% del tiempo del 2009 transcurrido,  el pago por ese concepto apenas llega al 9.75% del estimado para el año completo.
La transferencia del Gobierno  al Banco Central de los recursos para el pago de los intereses por los certificados emitidos por este organismo reporta un marcado retraso.
La situación parece ser el resultado de los efectos de la crisis global en las finanzas públicas dominicanas.
El retraso y posposición de las transferencias al BC viene desde mediados del año pasado, cuando incluso el Gobierno hizo un diferimiento de pago.
Un informe depositado la semana pasada por el Banco Central en el Congreso da cuenta que hasta la fecha la entidad ha recibido por parte de la Secretaría de Hacienda un monto de RD$1,701.7 millones.
Ese monto representa el 9.75 por ciento del valor consignado en el presupuesto del año en curso, como monto a ser transferido al Banco Central por la Secretaría de Hacienda, que además de la partida correspondiente al 2009 debe completar la del 2008, que a consecuencia de la caída de los ingresos estimados para ese período, pospuso cerca del 50 por ciento del monto presupuestado para ese año.
El monto transferido fue de RD$5,070.1 millones, el cual se suma al estimado “propio” del año en curso, que son unos RD$12,387.1 millones, equivalente al 0.7 por ciento del producto interno bruto (PIB) que estipula para el año la Ley de Recapitalización del Banco Central, la número  167-07.
Entre la partida corriente y la heredada de la posposición suman RD$17,437.2 millones los recursos que el Gobierno debe transferir en el 2009 al Banco Central y que hasta la fecha apenas alcanzan 1,7010.7  millones de pesos.
En la Ley de Recapitalización del banco se responsabiliza al Gobieno asignar partidas presupuestarias ascendentes por un período de 10 años, desde 2007 hasta 2016.

Títulos emitidos documentan pérdidas

Los títulos emitidos para la recapitalización tienen el propósito de ir documentando las pérdidas acumuladas por el BC, que aparecen en sus estados financieros como una cuenta a recibir cuyo deudor es el Gobierno.
Cuando se documenta se sustituye ese activo improductivo, por inversiones en valores, representadas por las letras y bonos emitidos con base a la Ley 167-07, y que son otra categoría de activo.
Los intereses de los títulos emitidos para la recapitalización del BC, forman parte de los ingresos corrientes de este organismo y contribuyen a cubrir parte de los intereses que paga por la colocación de títulos que emite dentro del marco de su programa monetario.
La política monetaria vigente ha sido adoptada básicamente para contrarrestar en gran medida el efecto expansivo de la excesiva liquidez concedida por el Banco Central a las entidades bancarias rescatadas en el 2003.
Esa acción  provocó que se quintuplicara el déficit cuasifiscal histórico del Banco Central, que de un promedio de  0.2% del PIB pasó a un 4 por ciento en 2004.
Actualmente este indicador se ha reducido a un 1.2 por ciento del producto, con las acciones adoptadas por las actuales autoridades monetarias a partir de agosto de 2004.(LD-20).