Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Álvarez Bogaert explica efectos de crisis en su libro

La crisis en el ámbito mundial está afectando directamente a los cuatro principales motores de la economía dominicana (turismo, zonas francas, remesas e inversión de capitales), por lo que es preciso tomar medidas que sirvan de paliativo y eviten peores consecuencias a lo interno.
Así lo expresa el economista y ex secretario de Finanzas (Hacienda), Fernando Álvarez Bogarert, en su libro “La economía internacional. Un reto histórico para cada dominicano”.
El experto señala que la economía local es abierta y depende en un 85% del comercio con el exterior, especialmente con Estados Unidos y España.
En una carta de presentación del libro enviada al director de LISTÍN DIARIO, Miguel Franjul, el consultor económico detalla que en el texto se especifican las diferencias entre una crisis económica cíclica y una crisis sistémica.
“La crisis cíclica es el resultado de una recesión que toca a algunos de los sectores de la economía norteamericana y algunos países”, expresó.
Agrega que se corrige fácilmente a través del uso de instrumentos monetarios y fiscales de carácter convencional.
En tanto que la crisis sistémica se caracteriza en que afecta a todos los países y a todos los sectores económicos de esas naciones.
Explica que esta crisis se está enfrentando de forma agresiva con métodos diversos y grandes estímulos fiscales, pero que aún se mantiene.
“Esto va a resultar, para finales del año, en un crecimiento muy pequeño, y de 2.5% de crecimiento para el 2010 en el mundo”, expresó el veterano economista.
Vaticina que aún con un crecimiento mundial en 2010, RD seguirá siendo afectada por las secuelas acumuladas de la crisis financiera y económica de carácter sistémico, aunque en menor grado que en la actualidad.
Álvarez Bogaert ha hecho amplias investigaciones sobre al economía internacional. (LD).

Mal servicio eléctrico es el obstáculo de exportadores

El costo del servicio energético y la precariedad del suministro constituyen el mayor obstáculo que enfrenta el sector productivo local y de manera especial el exportador.
Así lo expresó el presidente de la Asociación Dominicana de Exportadores (Adoexpo), Ricardo Koenig, quien mostró su preocupación por el aumento de 10.2% de la facturación energética industrial en los dos últimos meses, y por el caos en el suministro eléctrico actual, lo que afecta la competitividad del sector productivo nacional.
Entiende que este alto costo, sumando a la imposibilidad de muchos fabricantes de clasificar como usuario no regulado (comprar energía directamente a los generadores), constituye el principal obstáculo para el desarrollo del sector exportador.
Recordó que la antigua Ley General de Electricidad, la número 125-01, estaba diseñada para apoyar el crecimiento de la productividad nacional, a través de una clasificación para los usuarios    industriales distinta a la ley modificada en el 2007, que regula el sector eléctrico en la actualidad.
Reiteró que en el 2005, la Ley General de Electricidad 125-01 brindaba la clasificación de usuario no regulado a todo los clientes conectados en media tensión con una demanda superior a los 0.2 megavatios. Sin embargo, esto nunca se cumplió.
Agregó que la nueva Ley 125- 01, con sus nuevas modificaciones en la Ley 186-07, de fecha 6 de agosto de 2007, incrementa considerablemente los requerimientos para ser usuario no regulado y limita el crecimiento del sector productivo nacional.
El representante de los exportadores dijo que además de tener tarifas altas, la falta de calidad del servicio energético afecta a todo el sector industrial, debido a que en nuestro país el ente regulador no parece realizar su labor de controlar la calidad del servicio, provocando uso prolongado de las plantas eléctricas, lo cual representa un costo adicional. LD/EC-22).

Publicar un comentario