Atrás

Cierra hotel Bahía Príncipe, en Playa Grande

El hotel Bahía Príncipe Río San Juan, ubicado en Playa Grande, provincia María Trinidad Sánchez, anunció el cese de sus operaciones a causa de una significativa disminución en el flujo de visitantes en ese polo turístico, situación que ha estado afectando a gran parte de la zona norte del país, incluídos Puerto Plata, Sosúa y Cabarete.
El matutino Listín Diario indica que informes recibidos del sector turístico atribuyen el estancamiento de esa región a la falta de incentivos y a la práctica de competencia desleal con los hoteles de la zona Punta Cana.
Al ser consultado sobre el tema, el vicepresidente de Asonahores, Arturo Villanueva,  reveló que en los últimos dos años han cerrado alrededor de 15 hoteles en la zona.
El dirigente señaló la necesidad de hacer esfuerzos conjuntos entre los sectores público y privado para enfrentar la situación. Resalta que en el área existen problemas de promoción, pero también de control de los niveles de arrabalización de las zonas turísticas, lo cual considera que fue un factor importante en la merma de la llegada de cruceros a los puertos de la costa norte.
Villanueva se refiere a los esfuerzos realizados por el Ministerio de Turismo, que según afirmó ha hecho inversiones que superan los RD$5,000 millones para reavivar las actividades turísticas en la zona, pero reconoce que no son suficientes y que se necesita con urgencia el involucramiento del sector privado en las iniciativas.
Villanueva consideró que la construcción de un puerto turístico por la firma de cruceros Carnival en el municipio de Maimón podría ayudar a reactivar ese destino.
“La zona del malecón de Puerto Plata está en su mejor momento pero las visitas son cada vez menos”, asegura el dirigente hotelero
El hotel estuvo ofreciendo sus servicios en Río San Juan durante 16 años, con la disponibilidad de 941 habitaciones y capacidad de alojamiento para 2,000 turistas.
El cierre del centro turístico ha generado la pérdida de 600 empleos directos y una mayor número de empleos indirectos que incluyen a los proveedores que abastecían al hotel de los suministros necesarios para su funcionamiento.