Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Agencias de viaje inglesas se oponen al impuesto que encarecerá viajes al Caribe

“Volar no debe ser patrimonio de los ricos ni debe ser más caro para los británicos visitar amigos y familiares en el Caribe. Aumentar los impuestos sobre los vuelos produce daños y perjuicios a las economías de las islas del Caribe en el momento en que necesitan más ayuda”.
Así se manifestó el portavoz de la Asociación Británica de Agencias de Viajes (ABTA), Luke Pollard, al dar a conocer el inicio de una campaña de acción política para detener nuevas subidas de las tasas aeroportuarias (APD), que están previsto que se apliquen a partir del 1 de noviembre.
De acuerdo con los estudios realizados por la ABTA, la aplicación de los nuevos gravámenes incidirá negativamente en la venta de viajes, especialmente con destino al Caribe.

Llamado

Para luchar contra la nueva tasa, ABTA hace un llamamiento al público británico sugiriendo que escriban a sus diputados para bloquear el aumento que, según ABTA, tendrá un efecto particularmente dramático en el coste de volar al Caribe.
Su petición coincide con el anuncio de Virgin Atlantic de que iba a ampliar vuelos adicionales desde Gatwick y Manchester con destino al Caribe para el invierno 2011-12, con servicios adicionales a Barbados, Cuba, Tobago y Granada, según informa desde España el servicio informativo de Hosteltur.
Sobre la nueva tasa, lo previsto es que a partir del 1 de noviembre, la APD en los vuelos hacia el Caribe aumentará entre 50 y 75 libras. Una familia de cuatro tendrá que pagar un coste adicional de 100 libras.

La región

Desde principios del año pasado, gobiernos centrales, autoridades y líderes del turismo del Caribe siguen luchando contra la imposición de nuevos impuestos a los pasajeros que vuelan por avión (sistema APD), los cuales afectarían sobre manera el costo de los gastos de viaje a la región.
En febrero, primeros ministros de las islas caribeñas enviaron una carta al entonces primer ministro británico Gordon Brown y a su canciller, Alistair Darwin, reclamando el retiro de la medida, al calificarla como discriminatoria.

Enrique de Marchena

En aquel momento, el presidente de la Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe era el dominicano Enrique de Marchena Kaluche, quien reclamó la reconsideración del APD. “Este impuesto afectará negativamente la industria del turismo en el Caribe, que en algunos lugares representa el 70 por ciento del producto interno bruto”, afirmó. “Lo que necesitamos en el Caribe es fuentes de empleos. El turismo es la única industria en la que somos competitivos”, insistió De Marchena, también ex presidente de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores).

Villanueva

En Santo Domingo, el vicepresidente ejecutivo de Asonahores, Arturo Villanueva, afirmó que los hoteleros dominicanos tambien trabajaban para evitar que los anunciados nuevos impuestos británicos sobre los viajes al Caribe afecten significativamente a la República Dominicana.
“Estamos tratando de evitar ese problema a través de diferentes instituciones, como el Gobierno, el embajador dominicano en Gran Bretaña, la Cancillería y la Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe; estamos trabajando monolíticamente para evitar esta discriminación en contra del Caribe” dijo en aquel momento Villanueva en conversación con Resumen Turismo.

Estructura

La nueva estructura del sistema ADP significa que los clientes que vuelan al Caribe tendrían que pagar una tasa más alta que los que vuelan a cualquier punto en los Estados Unidos, por ejemplo.
TTG ha indicado que los nuevos gravámenes incrementarían hasta 600 libras esterlinas el costo de una familia de cuatro personas que viajase a República Dominicana después de noviembre de 2010. Pagaría también 600 libras mientras que un viaje a Hawai, a una distancia infinitamente mayor que la que separa a Londres de – por ejemplo, Antigua – apenas costaría 480 libras.


Publicar un comentario