Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Tiempo para concertar


Manuel Quiterio Cedeno

El reporte del Banco Central con las estadísticas de llegada de turistas durante el mes de septiembre confirma los temores de una desaceleración de la llegada de turistas.
Para el período enero-septiembre el crecimiento por vía aérea fue de un 3.6%. Esto significa un mejor desempeño en relación con el año 2007, pero debemos profundizar el análisis.
Este comportamiento también indica que el mes de septiembre no fue muy alentador y aunque no se han colocado en Internet las cifras detalladas, el resultado debe ser similar al de agosto, en que las llegadas de extranjeros se redujo en alrededor de un 1%.
El 2006 fue el último año realmente positivo.
En el período enero-septiembre se logró un crecimiento de un 9.9%, pero en el 2007 fue de un 0.5%, casi un nulo crecimiento.
En artículos anteriores nos hemos referido a la caída de los mercados tradicionales.
Más adelante, con los números de septiembre completos, podré analizar en detalle el caso de los mercados emergentes que están supliendo una pequeña parte de lo que se pierde en los tradicionales.
El cuadro de agosto de este año es desalentador.
América del Norte bajó un 0.17%, América Central y el Caribe un 6.28 y Europa un 4.8%, pero América del Sur subió un 32%.
Los mercados con cifras positivas fueron Canadá (38%), Argentina (55%), Brasil (109%), Chile (37%), Colombia (98%) y Venezuela (9%). Al ver esto debe considerarse, por ejemplo, que en el período enero-agosto Canadá aportó 501 mil turistas y Suramérica en total sólo 148 mil.
Los mercados negativos en agosto fueron Estados Unidos (6.8%), Puerto Rico (10.4%), España (10%), Francia (10.9%), Inglaterra (5.7%) e Italia (12.4%). Llama la atención el caso francés, porque este es uno de los países que han sido consistentemente positivos.
¿Qué hacer? Hace falta información para analizar con profundidad cada mercado, pero puedo adelantar que la principal respuesta debe ser aumentar la inversión en comunicación (relaciones públicas, publicidad y promoción) y desarrollar al máximo todo el potencial de Internet.
Cuando se reduce la demanda, la batalla por la preferencia del consumidor es feroz y los más diligentes son los que se llevan la de ganar.
República Dominicana tiene una importante participación, y debe apostar a mantenerla o a que la caída sea mínima.
En la crisis, eso sería un gran éxito. El tiempo es para concertar y trabajar en equipo.

Publicar un comentario