Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Siete kilómetros de humedales de Nigua, parque ecológico

Los siete kilómetros de humedales, aguas dulces y saladas, playas, mangles, lagunas y vegetación ribereña que conforman el estuario del río Nigua y zonas cercanas, constituyen desde el pasado 2 de febrero el Parque Ecológico Nigua y desde el pasado lunes 7 el primer patrimonio natural del municipio San Gregorio de Nigua, en la provincia de San Cristóbal.
Los trabajos de remozamiento de lo que antes era un área pantanosa  poco aprovechada, fueron iniciados por el Ministerio de Medio Ambiente.
Desde Playa Linda hasta Casa Blanca, le corresponden 300 metros de playa y viene a complementar otros atractivos del municipio, como las ruinas de los ingenios coloniales de Boca de Nigua y Bachiller Belosa, el antiguo Leprocomio y la Casa de Trujillo.
Nigua tiene entre sus atractivos una gloriosa historia cultural ligada a una antigua ruta de ingenios, un desaparecido leprocomio y la casa del dictador Leonidas Trujillo.
El parque, al que arriban 40 especies de aves, es ahora un área con grandes potencialidades de desarrollo, dice el ministro de Medio Ambiente dominicano, Jaime David Fernández. “Lo que hoy vemos lleno de basura será convertido en un gran parque ecológico que termine siendo un centro de cohesión social de todos los sectores del área metropolitana pero especialmente de la comunidad de Nigua; que ricos y pobres puedan venir a pescar, a recrearse con observatorios de aves, a visitar lugares históricos”.
El pasado lunes 5 de febrero, el Ayuntamiento del Municipio San Gregorio de Nigua asumió el compromiso de velar por los humedales, al declarar el parque ecológico Patrimonio Natural mediante la resolución 02-10. Se espera que en dos años el espacio, ubicado aproximadamente a 20 kilómetros de Santo Domingo, esté completamente remozado y a él acudan las familias dominicanas y los viajeros a recrearse.
Ocupando un área aproximada de 1,673. 52 kilómetros cuadrados, República Dominicana cuenta con los mayores sistemas de humedales naturales del Caribe, explica Eleuterio Martínez, viceministro de Áreas Protegidas del Ministerio de Medio Ambiente.
Los más importantes son el lago Enriquillo, declarado humedal internacional o Sitio Ramsar; las lagunas de Oviedo, Bávaro, Redonda, Limón y Cabral y el caño de Estero Hondo. Los humedales artificiales, a su vez, ocupan alrededor de 4,291.56 kilómetros cuadrados y están localizados principalmente en la llanura arrocera del pozo de Nagua, bajo la influencia del Yuna, la parte baja del Yaque del Norte y gran parte del valle de San Juan.

Publicar un comentario