Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Se burlan de Cabarete: sexto reenvío del juicio a Canoa

La Asociación para el Desarrollo de Cabarete (ADECA) tiene razón en calificar como un “relajo” lo que se está haciendo en Puerto Plata con el proceso por malversación de recursos públicos que se sigue a Gregorio Mora (Canoa) y Eddy Morfe, quienes según la querella del Procurador General de la República, Francisco Dominguez Brito, hicieron uso indebido de RD$185 millones, de la Junta Distrital de Cabarete.

El tribunal colegiado de Puerto Plata que preside la señora Rosa Francia Liriano, decidió el pasado miércoles reenviar el inicio del juicio de fondo para el próximo 15 de julio.

Esta es la sexta ocasión en que los jueces reenvían una audiencia.

Este expediente lo presentó Dominguez Brito en febrero del año pasado y después de superar los múltiples obstáculos en el juicio preliminar y ser enviado a juicio de fondo, no ha avanzado un solo paso.

El relajo a que se refiere ADECA consiste en que primero presenta una excusa Canoa y se reenvía y en la próxima audiencia le toca el turno Morfe y así se van rotando sin que jueces ni fiscales muestren el mínimo interés en verificar la seriedad de las “excusas”.

En la audiencia de mayo 2013 Morfe presentó un certificado médico; la audiencia de julio/2013 no se realizó porque Canoa dijo que no podía pagar a sus abogados, aunque cuando la corte le puso medidas de coerción había presentado documentos que mostraban su solvencia y arraigo económico.

La audiencia de agosto/2013 no se realizó porque Canoa alegó que no se le notificó un documento; en la de octubre/2013 Canoa presentó otro certificado médico; y en la de marzo/2014 le tocó a Morfe el turno de entregar un certificado médico.

En mayo/2014 fue Morfe quien se declaró sin dinero para pagar al abogado, y esta semana fue reenviada de nuevo porque no se presentaron los testigos Guarionex Sánchez y Nicolás Domínguez.

La semana pasada, ante esta situación, preguntaba si los jueces de Puerto Plata son tontos o se hacen los tontos. Aunque tengo muchas razones para dudar de la actitud de los jueces de Puerto Plata, confieso que no creía que las “influencias” de Canoa fueran tan sólidas y no esperaba una posposición.

Relajo –en el diccionario de la Real Academia- quiere decir: “desorden, falta de seriedad, barullo”. En el diccionario Anaya esto también significa “desorden”. Relajo viene de “relajar (se)”, y en el diccionario Océano recogen entre otros sinónimos, los siguientes: “suavizar, mullir, distender, claudicar, divertirse, quebrarse, aflojar las riendas, corromperse, envilecerse, malearse, contaminarse, echarse a perder, prostituirse” y otros por el estilo.

Estas palabras solas o combinadas dicen mucho y confirman la pertinencia de calificar esto como un relajo. Yo resumo todo en una sola: BURLA.

Por Manuel Quiterio Cedeño

Publicar un comentario