Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Reino Unido podría revisar el Impuesto al Pasajero Aéreo, afirma ministro jamaiquino

Luego de recientes conversaciones con miembros del gobierno de Reino Unido, el ministro de Turismo de Jamaica, Edmund Bartlett, dijo a representantes del sector que existen posibilidades de que Londres revise el sistema de bandas del Impuesto al Pasajero Aéreo (Air Passenger Duty, APD) y coloque al Caribe en una posición menos desventajosa.
En una intervención ante miembros de la Junta de Directores de la Cámara de Comercio de Jamaica, de la cual se ha hecho eco Caribbean News Digital, Bartlett informó que, como parte del continuo lobby regional contra el APD, representantes de la Organización de Turismo del Caribe (CTO, inglés) abordaron el tema la pasada semana con el ministro del Tesoro, Leonard Smith, y el Ministro de Estado de Asuntos Exteriores y de la Commonwealth, Jeremy Brown.
“Continuamos haciendo campaña sobre nuestra posición, que es ver una más equitativa aplicación del sistema de bandas del APD para el Caribe, de modo que no esté en desventaja respecto a Estados Unidos y otras regiones del mundo”, dijo Bartlett, también presente en las conversaciones con los altos funcionarios británicos.
A la vez, añadió, “también continuamos trabajando en la posibilidad de que haya una reducción en las tasas del impuesto. Hemos pedido un cambio en el diseño del sistema de bandas, que incluiría sólo dos bandas”.

El impuesto

El APD, que ha causado el rechazo tanto sector turístico caribeño como de aerolíneas y otras compañías del Reino Unido, aumentó un año atrás desde 50 a 75 libras por persona en Economy Class, y de 100 a 150 libras en Premium, Business y Primer Clase en viajes al Caribe, colocado por el sistema en una banda de tasas más caras que las aplicadas, por ejemplo, para viajes a Estados Unidos (incluido Hawái).
A propósito, Bartlett lamentó que el Caribe se mantenga en una banda de tasas distinta de la de Estados Unidos y hasta Hawái, pese a que la distancia entre Hawái y Londres “es casi el doble de la distancia entre Londres y Kingston”.
“Pero Hawái está en la banda de Estados Unidos, y por tanto es más barato para los británicos actualmente volar desde Londres o cualquier ciudad del Reino Unido a los Estados Unidos que hacerlo al Caribe. Es algo muy injusto, y creo que lo han comprendido”, dijo el ministro de Turismo de Jamaica.

Tres bandas

El APD, lanzado en 1994 y elevado en varias ocasiones desde entonces, es un impuesto ambiental del gobierno británico que se cobra a personas viajando desde el Reino Unido, y que se divide en bandas basadas en la distancia entre Londres y las capitales de los países-destino.
El sistema de tres bandas actual implica tasas de 12 libras (Economy) y 24 libras (Premium) en distancias hasta 2.000 Km desde Londres en la Banda A, que aumentó 10% en 2010; 60 y 120 libras en la Banda B, que aumentó 33%, y en la que se incluye Estados Unidos; y 75 y 150 libras en la Banda C (donde está el Caribe), que se elevó 50% el pasado año.

Aerolíneas

No sólo el sector turístico del Caribe hace campaña contra el APD. Esta semana las aerolíneas británicas reiniciaron las acciones para expresar su oposición a esa política.
EasyJet, Ryanair, rivales habituales en la competencia en el mercado aéreo, se han unido a British Airways y Virgin Atlantic, con decenas de vuelos al Caribe, para recalcar su rechazo al impuesto durante un proceso de consultas sobre el tema convocado por el gobierno.
El gobierno alega que el impuesto ya fue congelado en 2011, por lo que no hubo aumentos este año; sin embargo, las aerolíneas señalan que sigue causando pérdidas al sector y afectando las rutas a ciertas regiones.

Datos del WTTC

Según datos del WTTC citados en una reciente conferencia caribeña por su presidente, David Scowsill (quien lo calificó de “discriminatorio” para el Caribe), el APD cuesta cada año a la industria turística 2,5 mil millones de dólares y amenaza la competitividad del reino unido como destino turístico. Para el año próximo, según fuentes británicas, se esperan aumentos en las tasas del impuesto.
En septiembre, en la Conferencia sobre el Estado de la Industria, organizada por la CTO en la isla de San Martín, el CEO de British Airways, Keith Williams, recordó que “una familia promedio que viaja de Londres al Caribe debe pagar hoy 300 libras en impuestos incluso antes de dejar el país”, y aunque reconoció que la crisis económica afecta, insistió en que el mercado de ocio hacia el Caribe es principalmente afectado por el golpe “destructivo” del APD.

Publicar un comentario