Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Presidente Medina, que no lo desvíen

En julio pasado se publicó en Madrid un estudio de Exceltur, en el cual se mostraba el positivo impacto del comportamiento del sector turismo en los esfuerzos para sacar del hoyo la maltrecha economía de España.

Los datos mostraban que el PBI turístico español tuvo un fuerte repunte con un crecimiento del 3.1% en el trimestre abril – junio, meses en loq que el sector había creado 65,309 puestos de trabajo registrados.

Estas y otras informaciones y las buenas perspectivas para el verano, permitieron afirmar entonces que el turismo actuaba como principal motor de la recuperación económica.

¿Qué pasó en los meses siguientes? Los diarios españoles dan la pista: “El mejor mes de la historia para el turismo. Agosto batió el record de llegadas de extranjero con más de nueve millones” (El País, 23 de septiembre); “El aluvión de turistas de agosto confirma el mejor verano de la historia”, “Las hoteleras listas para sacar el jugo al alza del turismo” (Expansión, 23 de septiembre). Se registran más se títulos por el estilo.

En la página económica de El País, un análisis del comportamiento del sector inició así: “España no ha encontrado aún un filón de empleo y crecimiento tan vigoroso como el de la industria que siempre ha sido su gallina de los huevos de oro: el turismo”. Más adelante añade: “El sol y playa es para la economía española el motor más incontestable de la recuperación, pese a que crea puestos de trabajo de gran temporalidad….”.

El entusiasmo es motivado porque en los primeros ocho meses la llegada de turistas creció un 7.3% (recibieron 45.4 millones de viajeros).
¿Y en nuestro barrio? En agosto pasado Comisión Económica para América Latina (CEPAL) publicó su análisis anual y muestra al turismo como un motor del crecimiento regional, principalmente en el Caribe para este año, debido a un incremento en las llegadas de turistas, como resultado de la recuperación de Estados Unidos, México, Inglaterra y otros países de Europa.

La economía dominicana debe mirarse en la experiencia española, uno de los líderes de la zona euro, con una diversidad de sectores productivos desarrollados (agricultura, agroindustria, industria, minería, etc.) y a pesar de ello tiene en el turismo su motor más potente; demostrado por enésima vez en su actual momento de crisis.

Estas reflexiones son más importante ahora, en que las dificultades económicas lastiman al Gobierno, y más de uno quiere que centremos la mirada en actividades productivas importantes, pero circunstanciales, basadas en recursos no renovables, que debemos aprovechar, pero sin perder la perspectiva.

Esto motiva a decir: Presidente Medina, no descarte posibilidades, pero cuide el turismo, que con un manejo correcto sol, playa, cultura y gente buena son recursos inagotables.

Por Manuel Quiterio Cedeño

Publicar un comentario