Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

OMT planteó en foro la necesidad de diversificar los mercados turísticos

El director de la Organización Mundial del Turismo (OMT) para las Américas, Carlos Vogeler, ratificó el pronóstico de crecimiento de 4,5% a nivel global para 2011 y advirtió sobre la necesidad de que los destinos diversifiquen sus apuestas frente a la excesiva dependencia de mercados como Estados Unidos y Europa.
En el seminario “Invertir en República Dominicana”, organizado por el periódico local El Caribe y el español El País, el empresario Frank Rainieri, presidente del Grupo Punta Cana, destacó la importancia de que República Dominicana cuente con una política de Estado a largo plazo, que permita al país aumentar las inversiones en el turismo y convertirse en el principal destino turístico del Caribe en los próximos diez años, recibiendo a entre siete u ocho millones de turistas, frente a los cuatro millones que llegan en la actualidad.
Simón Pedro Barceló, presidente de Hoteles Barceló, se refirió a la evolución del sector hotelero dominicano en los últimos 25 años. Los hoteles de hace 25 años, recordó, sólo vendían alojamiento, pero ahora venden todo incluido, spa, áreas de entretenimiento para niños y zonas dedicadas a adultos.
El empresario advirtió sobre los costos energéticos “excesivamente altos” que debe afrontar el sector turístico en República Dominicana, y señaló al ordenamiento, las infraestructuras y la promoción como los tres grandes pilares sobre los que debe asentarse un adecuado desarrollo turístico empresarial, según un despacho de Efe.
Vogeler recordó que la crisis mundial golpeó al turismo especialmente en el segundo semestre de 2008 y los primeros nueve meses de 2009, pero que ya en 2010 hubo 940 millones de arribos internacionales e ingresos por 920.000 millones de dólares.
En 2011, adelantó Vogeler, las llegadas deben incrementarse en 4,5% respecto a 2010. Añadió que, como se pronostica en un estudio presentado en la reciente asamblea de la OMT en Corea del Sur, el turismo mundial debe crecer a un ritmo medio de 3,3% en los próximos 20 años, hasta llegar a 1.800 de arribos internacionales en 2030.
Si se agregan los viajes domésticos, el número total de arribos turísticos a nivel mundial sería de 7 mil millones, precisó, y al analizar las condiciones del mercado y las perspectivas advirtió que es necesario que los países de la región diversifiquen sus fuentes emisoras de turistas, alejándose de la dependencia extrema de Estados Unidos y Europa.

Publicar un comentario