Atrás

Mario Riorda:“Los escenario futuros serán absolutamente competitivos”

Las tendencias electorales en América Latina apuntan al relevo de varios gobiernos de izquierda y de centro izquierda. Hay opciones de centro o de centro derecha que permanecerán y es probable que surjan varias nuevas, aún en escenarios dominados desde hace varios períodos por gobiernos de izquierda, afirmó el reputado politólogo argentino Mario Riorda durante una conferencia presentada ante un notable auditorio de políticos, académicos e intelectuales de la República Dominicana.
Riorda, quien es autor de varios libros especializados en comunicación política y ha actuado como consultor en estrategias de comunicación en más de 90 procesos electorales, entiende que el pronóstico de lo que viene en términos electorales “deja abierto escenarios altamente competitivos en la región, entre los que citó a Chile, Uruguay, Argentina, Brasil, Perú y México. “En la región ya no existirá una tendencia de gobiernos predominantemente de izquierdas y sea para donde corran los resultados electorales, los escenarios futuros se evidencian como absolutamente competitivos, sin enunciar ninguna tendencia uniforme”, apunta.

Rompimiento del
sistema de partidos

El experto argentino, quien se encuentra en el país invitado a los actos conmemorativos del 25 aniversario del Centro de Información y Comunicación (CICOM), entiende que actualmente “se  asiste a un inédito rompimiento progresivo de los sistemas de partidos o bien a estiramientos ideológicos incoherentes”, una combinación de estabilidad de los sistemas de partidos y alianzas incoherentes con dirigentes incoherentes, especialmente si se los analiza en sus posturas históricas.
El autor compartió sus reflexiones sobre las tendencias y proyecciones de los procesos electorales en América Latina durante una  conferencia titulada “La ideología sigue presente: comunicación política y sociedad”, celebrada con los auspicios de CICOM en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra.
Monseñor Agripino Núñez Collado, rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), fue el anfitrión del evento junto al periodista Manuel Quiterio Cedeño, presidente de CICOM.
Como panelistas participaron la doctora Milagros Ortiz Bosch, ex vicepresidente de la República y vicepresidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD); José Rafael Vargas, presidente del Instituto Dominicano de Telecomunicaciones (INDOTEL); la politóloga Rosario Espinal; y los periodistas Juan Bolívar Díaz, director del matutino UNO+UNO, y Maria Isabel Soldevila, jefa de redacción del periódico Listín Diario.
Riorda destacó una serie de elementos  que caracterizan el momento político latinoamericano y su fuerte relación con la comunicación, “especialmente con la comunicación y la ideología”.

La ideología

Dijo que en las actuales circunstancias “aparece un cóctel explosivo, altamente efectivo y tan rico potencialmente, como peligroso en su uso, conformado por una dosis variable de ideología como elemento aglutinante de altas dosis de negatividad, personalización y emotividad combinadas”.
Riorda se preocupa por el papel de la sociedad civil en los procesos políticos latinoamericanos y sostiene que el ciudadano generalmente aparece como un actor pasivo, normalmente eligiendo entre opciones no ideales o “lo menos malo”, desde el punto de vista de sus opciones al votar.
Entiende que los desafíos de los políticos están bien claros, pero advierte que “para lo que todavía no hay recetas, es para activar una ciudadanía crítica y organizar la sociedad civil. En este sentido, la tendencia es muy incipiente”.
Ciudadanía propositiva, ciudadanía que controle, es todavía una demanda pendiente que, sólo depende de la voluntad ocasional de gobiernos o de ciudadanos que la deseen, pero que todavía no forma parte de los imperativos democráticos asumidos como tal.

Participación

“Eventualmente, si no se da la participación voluntaria (casi siempre residual) o motivada (de arriba hacia abajo), sólo queda la posibilidad de la participación vía reacción ante fracasos políticos o sociales, y ello, aunque positivo, no representa un buen augurio”, expone el politólogo y consultor en comunicación electoral.
En la conclusión de sus comentarios, dijo que su interés era establecer una visión “lo más realista posible, de una región que no deja de depararnos sorpresas, muchas de ellas cíclicas, muchas de ellas increíbles”.