Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Luz y Fuerza presenta denuncia formal tras cuarto sabotaje eléctrico en Las Terrenas

La compañía Luz y Fuerza de Las Terrenas presentó una formal denuncia ante la Procuraduría Fiscal de Samaná en demanda de que se inicie un proceso de investigación para establecer la responsabilidad penal en torno a los sabotajes contra las líneas del tendido eléctrico en esa demarcación turística.
El licenciado Froilan Tavares, representante legal de Luz y Fuerza, reveló que el más reciente atentado se registró la noche del lunes 9 de mayo, cuando desconocidos provocaron la salida de servicio de la línea de distribución ubicada en nueva carretera  hacia el Limón. Se trata del cuarto sabotaje perpetrado desde la semana pasada.
El jurista indicó que la denuncia está basada en la violación de seis artículos del Código Penal de la República Dominicana, que tipifican diversos agravios a la propiedad y a los servicios de interés públicos.
La denuncia propone que los organismos competentes realicen las pesquisas para establecer la responsabilidad de los hechos para que los culpables afronten las consecuencias de tales acciones y la comunidad de Las Terrenas pueda recuperar la paz y el sosiego.
La instancia precisa que “en los últimos días las líneas de distribución eléctrica de esta empresa, en especial la línea de 35 kilómetros de longitud que alimenta las poblaciones de El Limón, Juana Vicenta y Batey Hormiga, se han registrado diversos incidentes de pillaje, incendio y sabotaje de las mismas, ocasionando la salida forzosa de las plantas de la Generadora Eléctrica de Samaná, S. A. (GES), produciéndose por consiguiente, apagones generales en toda la zona, incluida Las Terrenas”.
De acuerdo a los relatos recabados por la empresa, el jueves 5 de mayo pasado, alrededor de las 7:30 de la noche, tras producirse un apagón,  personal de la empresa procedió a rastrear toda la extensión de la línea número 7, ubicada en la carretera nueva que bordea Las Terrenas en dirección a El Limón,  para localizar la causa del mismo, encontrándose al pie del poste número 61 las evidencias que mostraban la acción intencional. Las evidencias fueron entregadas a las autoridades policiales.
Explica que un camionero que transitaba coincidencialmente por la zona dijo haber visto a dos sujetos lanzando un objeto a las líneas, presenciando además un intenso resplandor producto del arco eléctrico que ocurre al momento de un corto circuito entre líneas. El conductor  avisó a la Policía al sospechar que se traba de una acción delictuosa.
Más adelante el personal de seguridad de la distribuidora recibió informe que el atentado habría sido cometido por dos personas que viajaban en una “passola” y que presumiblemente se conocen como  Daniel y Jhovanni.
Apunta que en la noche del 7 de mayo empleados de la compañía fueron informados de la presencia sospechosa de una camioneta circulando una y otra vez por la zona de la línea número 7.  “Al presentarse varias de nuestras brigadas fue ubicada una camioneta Nissan, Color Gris, doble cabina, cuyo conductor al notar la presencia de nuestras brigadas, procedió a alejarse a gran velocidad, siendo perseguido por nuestro personal por varias calles del sector de Caño Seco hasta el Municipio de Sánchez, donde se suspendió la persecución sin detener a los sospechosos.
El licenciado Tavares reconoció el interés que han mostrado las autoridades frente a los hechos denunciados, especialmente el Jefe de la Policía Nacional;  el inspector general de la institución en Samaná; el procurador fiscal del Departamento Judicial de la provincial; y el Vicepresidente Ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE).

Publicar un comentario