Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Los sucesores de Trinidad irían a la Corte Interamericana por Cayo Levantado

Los sucesores del señor Andrés Trinidad Mejía, a quien señalan como propietario del islote Cayo Levantado, en Samaná, dijeron que están dispuestos a ir a la Corte Interamericana para hacer valer sus derechos sobre este territorio.

“Si hay que ir a la Corte Interamericana, yo voy. Nosotros vamos a seguir luchando hasta que se reconozca el derecho de Andrés Trinidad Mejía y sus líneas sucesorales”, dijo con énfasis Guillermina Santana, quien hace 12 años comenzó la lucha para que se les reconozcan los derechos a la familia.

Los sucesores Trinidad, como se hacen llamar, piden a la compañía Inversiones Whale Bahía S. A., operadora del hotel Bahía Príncipe en Cayo Levantado, que les pague los terrenos que usufructúan, o que se vayan de la que aseguran es su propiedad.

Según documentos presentados por Santana y otros integrantes de la familia durante una visita a este diario, Trinidad compró Cayo Levantado el 21 de junio de 1865 al señor José Dolores Cárdenas. Santana asegura que estas tierras nunca fueron expropiadas por el Estado ,y que por tanto, les pertenecen.

“Hasta Trujillo respetó eso (el derecho de propiedad de nosotros)”, destacó, en respuesta a la sentencia 0194/13, del pasado 31 de octubre, dictada por el Tribunal Constitucional, que indica que el islote es de dominio público, y no puede ser apropiado por particulares.

Santana cuestionó esta decisión del TC, adoptada en respuesta al recurso de revisión constitucional incoado por Inversiones Whale Bahía S. A., contra la Sentencia 420, dictada por la Sala Civil de la Suprema Corte de Justicia, del 14 de diciembre de 2011. Esta decisión de la Suprema, a su vez rechazó el recurso de casación interpuesto por la empresa, contra las sentencias dictadas en fechas 31 de marzo y el 26 de julio de 2010, por la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Francisco de Macorís, que consideró la isla parte del patrimonio privado de la familia Trinidad.

 

 

Publicar un comentario