Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

La recuperación de Puerto Plata, un punto positivo

Entre los aspectos positivos relacionados con el turismo en los últimos tres años debo citar la lenta recuperación de las llegadas de turistas a Puerto Plata. El resultado años una desastrosa gestión en la Costa Norte provocó una caída en picada del crecimiento de la llegada de turistas a esta región.

El turismo creció en Puerto Plata hasta el 2000. De 1990 en que se recibieron 283 mil visitantes por vía aérea, se llegó a 785 mil en el año 2000. A partir de entonces, con uno que o el resultado fue negativo y el flujo se redujo a 346 mil en el 2011.

El momento más alto de participación de la Costa Norte en el mercado turístico se produjo en que acaparó el 36% de los turistas extranjeros recibidos por vía aérea. A partir de entonces la reducción de su parte en el pastel ha sido drástica, hasta llegar al 8% que se registró en el 2014.

El deterioro de Puerto Plata ha sido el capítulo negativo más resaltante de los gobiernos y los ministros de turismo en el período 1995 al 2008. Este período tormentoso comenzó a revertirse a partir del 2010, en que el Ministerio de Turismo comenzó a reaccionar ante la sería perspectiva de un colapso total.

Fue en el 2012 en que se detuvo el largo y costoso suplicio para Puerto Plata y el país. Ese año la llegada de turistas por vía aérea a la zona aumentó un 1.3%, con la llegada de 4,688 vacacionistas adicionales para sumar 351 mil.

En el 2013 el incremento fue leve y no llegó al 1% porque sólo se sumaron 2,235 turistas más.

En el 2014 el aumento fue del 2.3%, resultado de 8,288 visitantes adicionales, y en los primeros siete meses del 2015 esta tendencia parece confirmarse con un crecimiento del 5.5% producto de la llegada de 10,686 turistas adicionales.

A partir del 2013 el Ministerio de Turismo y su equipo en la Costa Norte se han puesto las pilas. Se destaca el esfuerzo de director provincial Lorenzo Sancasani, convocado por el ministro Francisco Javier García en el 2013 como relevo para producir un cambio en pobre liderazgo regional, público y privado, que puso la economía de la zona al borde del precipicio.

Los logros están a la vista, pero queda mucho por hacer para que esta tendencia positiva se mantenga y no se repita el episodio de recuperación notable de los años 2003 y 2004, pero para volver a caer.

A veces queda la percepción de que la carga es mucha para un liderazgo privado tímido y temeroso, que no gusta de tomar el toro por los cuernos y marcha a la saga de la acción pública.
Por Manuel Quiterio Cedeño

Publicar un comentario