Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Junta Monetaria afloja medidas prudenciales

El Banco Central anunció las esperadas medidas de flexibilización de algunas normas prudenciales, para hacer posible que más empresas tengan acceso al crédito bancario. En lo adelante, las   pequeñas empresas tendrán acceso al crédito en base a su historial de pago y no por su capacidad de pago como era hasta ayer. También se decidió permitir a los bancos establecer  provisiones procíclicas y    redujo  el requerimiento de provisiones por el monto no utilizado de las líneas de tarjetas de crédito.
La Junta Monetaria dispuso varias medidas que flexibilizan las normas prudenciales para   acelerar el proceso de reducción de las tasas de interés, que incluyen permitir la calificación de los préstamos a los menores deudores en base a su historial de pagos o morosidad.
También el organismo que dirige la política monetaria del país decidió permitir a los bancos que  establezcan  provisiones procíclicas, a la vez que le redujo  el requerimiento de provisiones por el monto no utilizado de las líneas de tarjetas de crédito.
La Junta Monetaria aprobó otras disposiciones de carácter administrativo a ser notificadas por la Superintendencia de Bancos relativas al tratamiento de los créditos reestructurados, la consideración del flujo de caja para efecto de la calificación de los créditos y la liberación temporal de los límites a las inversiones de las entidades de intermediación financiera.
En lo que respecta a la medida que permite que se use el historial de pagos para la calificación de los préstamos a pequeños deudores, esto facilita las operaciones bancarias con  pequeñas empresas que no podían tener acceso al crédito bancario en base a la capacidad de pagos, dado los problemas que tradicionalmente se han presentado con los estados financieros.
Asimismo, la medida que establece las provisiones procíclicas busca que las mayores provisiones a que se ven los bancos obligados en períodos de contracción económica, no se constituyen en un mayor costo que contraponga al objetivo de reducir las tasas de interés. Igual propósito se busca con  la reducción del requerimiento de provisiones por el monto no utilizado de tarjetas de crédito. El Banco Central explicó que la Junta Monetaria adoptó esas medidas atendiendo a solicitudes y sugerencias de las entidades de intermediación financiera, de la Asociación de Bancos Comerciales de la República Dominicana  y demás asociaciones que las agrupan.
Dijo que por esa razón modificó  algunos aspectos de la Primera Resolución del 12 de febrero de 2009, con el propósito de continuar acelerando el proceso de reducción de las tasas de interés en el mercado financiero y el aumento del crédito bancario con énfasis en la canalización de recursos hacia los sectores productivos. Recuerda que la Junta Monetaria  liberó del encaje legal un monto de hasta RD$10,500 millones, de los cuales RD$7,500 millones serían destinados a  a los sectores agropecuario, industria manufactura local, construcción, y micro, pequeña y mediana empresa,  y RD$3,000 millones en inversiones en títulos valores del Gobierno. (HO-1)

Publicar un comentario