Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Jamaica reduce 40% asesinatos

La tasa de asesinatos en Jamaica, aunque sigue siendo alta, ha disminuido un 40% desde 2009. Entre las razones se destaca el fortalecimiento de la guerra contra las drogas y varias medidas para disuadir conflictos armados mortales, como la distribución que realiza los Estados Unidos de cinturones utilitarios a los policías, con sólo una macana y spray de gas pimienta.

Un reportaje publicado el fin de semana por el periódico estadounidense The New York Times, señala que, según estudios, Jamaica “ha pasado de ser uno de los países más corruptos de América a uno de los menos”.

El gobierno también creó o reforzó las comisiones anticorrupción para mantener una estrecha vigilancia sobre los funcionarios electos, los contratados y la policía. “Y las leyes se han endurecido para que aquellos que tengan ganancias inesperadas sospechosas, deban demostrar cómo obtuvieron el dinero, o de lo contrario serán despedidos o procesados”, dice el reportaje firmado por Damien Cave.

La publicación resalta que Jamaica se está convirtiendo en un punto brillante poco común en la lucha contra las drogas y el crimen organizado en América del Sur y el Caribe, luego de que esta pequeña isla tuviese más de una década luchando contra la infracción de las leyes y sumida en la violencia.

Un hecho que ha ayudado a reducir un poco la inseguridad, fue la rendición en 2010 del solicitado en extradición Christopher M. Coke, uno de los capos más poderosos de Jamaica, ayudando este proceso a romper las redes de armas y drogas.

El reportaje señala que Eduardo Gamarra, profesor de relaciones internacionales en la Universidad Internacional de la Florida, considera que con la detención de Coke se llegó a un punto de inflexión en el que los jamaiquinos fueron testigos del poder del capo, que evitó la extradición durante casi un año por la ayuda de aliados políticos bien conectados.

Gamarra, quien en 2004 diseñó para República Dominicana el Plan de Seguridad Democrática (PSD), a solicitud del entonces presidente Leonel Fernández, señala que hay que tener momentos como la detención de Coke para transformar sociedades.

En República Dominicana, con una tasa de homicidios que ronda los 21.09 por cada 100 mil habitantes, las actuales medidas del gobierno para disminuir la violencia y la delincuencia se enmarcan dentro del Plan de Seguridad Ciudadana, lanzado en marzo pasado.

La vigilancia policial y militar ha sido de las acciones a las que han apostado las autoridades en sus primeros meses de aplicación, sin embargo, el Jefe de la Policía Nacional ha reconocido que el Plan no ha sido tan efectivo como se esperaba, porque sólo se ha basado en patrullaje.

Publicar un comentario