Atrás

Implican teniente y pilotos venezolanos en robo avión

De acuerdo con un informe oficial, el primer teniente del Ejército Nacional, piloto John E. Pércival Matos, está detenido desde ayer para fines de investigación porque se le señala como el principal sospechoso del robo del avión N871C del Grupo Puntacana, que fue sustraído del Aeropuerto Internacional Joaquín Balaguer (El Higüero) en la madrugada del pasado domingo.
Frank Soto, procurador general adjunto que lleva la investigación, confirmó a DL la detención de Percival Matos, quien ayer fue interrogado en el J2, organismo de inteligencia del Ejército, y en la tarde fue trasladado al Palacio de la Policía Nacional, donde también fue cuestionado por el general Héctor García Cuevas, director central de Investigaciones Criminales. Al cierre de esta edición seguía detenido en la cárcel de alta seguridad de la Policía.
De acuerdo con la investigación que se lleva del caso, Pércival Matos habría cobrado US$350 mil por robarse la aeronave, que fue sacada con las luces apagadas del aeropuerto, y llevada a Venezuela por los pilotos de ese país, Pedro Genaro y Ramón de los Santos, con el fin de transportar un supuesto cargamento de drogas desde ese país a una finca en Las Matas. «Todo parece indicar que este oficial ingresó a los venezolanos Pedro Genaro y Ramón de los Santos, quienes habrían sido los pilotos que condujeron la aeronave hasta Venezuela», indica el documento al que DL tuvo acceso.
Agrega que «los venezolanos estuvieron hospedados en el Hotel Resident Inn, ubicado en la José Contreras desde el día 2 de octubre, sirviendo de canal al ‘narcotraficante principal’ (no identificado) que había tratado con Pércival Matos el robo de la aeronave por el monto de US$350,000.00 dólares».
El informe detalla que «El Teniente», como también se le llama, ingresó a El Higüero junto a los venezolanos, utilizando nombres falsos y que se escondió en un hangar ayudado por su esposa, Ginnssellys Halversoni Vásquez, quien dijo tener tres semanas trabajando para la compañía Aerointer, que funciona en el hangar 6. «Según fuentes, fue allí donde se escondió Pércival, ya que se registraron llamadas entre las 20:00 (8 de la noche) y las 03:15 de la madrugada del 23 de octubre donde éste conversaba con su esposa en baja voz para no ser detectado…», explica el documento.