Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

IATA rechaza la inclusión de la aviación en el sistema de comercio de emisiones

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) manifestó su decepción con la decisión de la abogacía general de la Unión Europea (UE) de considerar válida la directiva que incluye al sector de la aviación en el sistema europeo de comercio de derechos de emisión de gases contaminantes (EU-ETS).
La abogada general de la Corte de Justicia de la UE, Julianne Kokott, desestimó hoy el recurso presentado por varias aerolíneas norteamericanas ante la justicia británica reclamando la nulidad de dicha directiva, al considerar que la inclusión del tráfico aéreo internacional en el régimen de comercio de derechos de emisión de la UE es compatible con las normas del Derecho internacional.
“Estamos decepcionados con la opinión de la abogada general, pero es sólo una pequeña parte de la compleja serie de desarrollos relacionados con los EU-ETS”, señaló en un comunicado el director general de la IATA, Tony Tyler. Dicha decisión implica que, a partir del 1 de enero de 2012, las aerolíneas pasarán a formar parte del sistema comunitario de comercio de derechos de emisión (ETS, en inglés) al igual que otros sectores económicos.
Tyler considera que la medida de la UE se extiende más allá de sus competencias territoriales, al afectar a aerolíneas no europeas, y afirmó que la decisión de la abogada general no es compartida por la mayoría de la comunidad internacional. “Muchos gobiernos están preocupados por la posible infracción de su soberanía nacional y de la Convención de Chicago”, agrega Tyler.
La semana pasada, más de veinte estados, que incluyen India, China, Japón, Estados Unidos y Rusia, firmaron una declaración conjunta en la que acordaban llevar el caso a la Organización Civil Internacional de la Aviación (ICAO, en inglés). “India fue muy clara al afirmar que si Europa procedía de esta manera habría represalias”, señaló Tyler. El director de la IATA se mostró favorable al comercio de emisiones como una medida económica positiva para gestionar las emisiones de la aviación, pero, en su opinión, se debe hacer bajo un marco global y bajo el liderazgo de la ICAO.
Tyler recuerda que en 2010 ya se elaboraron los principios que regirían dicho marco regulador sobre emisiones en el seno de la ICAO, que podría cobrar forma en 2013. “Para evitar una escalada de tensiones entre Estados, instó a la UE a apoyar una solución global y efectiva que pase por la ICAO”, pide Tyler.
Desde la IATA recuerdan que la industria de la aviación tiene ya ambiciosos objetivos ambientales, como la mejora de la eficiencia energética en un 1,5 % anual hasta 2020, mantener las emisiones hasta 2020 y reducirlas a la mitad para 2050, así como profundizar en avances tecnológicos, infraestructuras y medidas económicas que incluyen el comercio de derechos de emisión.

Publicar un comentario