Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Hoteleros de Santo Domingo rechazan nuevos impuestos

La Asociación de Hoteles de Santo Domingo se unió al Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) y a la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), al manifestar su oposición a los nuevos arbitrios e impuestos que pretende establecer el Ayuntamiento del Distrito Nacional.
Entrevistado en el Desayuno Económico del matutino El Caribe, el presidente de los hoteleros de la capital, Roberto Henríquez, sostuvo que República Dominicana debe tener bien claro que la única industria que le queda es el turismo, un renglón que está soportando la economía nacional, tomando en cuenta que el país tiene, por ejemplo, poca caña de azúcar y café.
En la ciudad de Santo Domingo hay 16 hoteles miembros de la Asociación de Hoteles, con unas 15 mil habitaciones, más los pequeños hoteles y los que no son parte de la agrupación.

90 millones

Significa que si cada una de esas 15 mil habitaciones (contando solo los organizados) pagara RD$6,000 cada año al ADN, luego del establecimiento por parte de éste de nuevos arbitrios, los hoteleros tendrían que disponer de 90 millones para el cabildo capitaleño.
El presidente de la Asociación de Hoteles asegura que de ninguna manera pagarán los impuestos creados, porque se trata de una doble tributación. Contrario a eso irán a la justicia para que se declare inconstitucional la medida, tal como hará la Asociación de Constructores y Promotores de Viviendas (Acoprovi).

Empresarios

El Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) y  la Asociación de Industrias de República Dominicana (AIRD) rechazaron la medida del Ayuntamiento del Distrito Nacional que crea y aumenta arbitrios a solares y viviendas.
El Conep dijo que la disposición es inconstitucional, y la AIRD la califica además como una  “colisión de impuestos”.
Según la Asociación de Industrias, algunos de los arbitrios creados por el ADN coliden con los impuestos nacionales, en violación a lo establecido en el artículo 200 de la Constitución de la República, además de que los mismos provocarán incrementos insostenibles en el costo de producción y en edificaciones y viviendas en el Distrito Nacional.
Ligia Bonetti de Valiente, presidenta de la AIRD, informó que esa institución estudia los pasos a dar para oponerse a lo que considera una medida no atinada del ADN y hacer prevalecer la racionalidad en la interpretación de las leyes y en el momento económico-social que vive el país.

Gravamen

La medida busca constituir como un hecho imponible el predio como propiedad inmobiliaria al establecer en su artículo tres un gravamen del 2 por mil del valor de la propiedad, incluyendo el terreno.
El presidente del Conep, Manuel Diez Cabral, consideró de manera precisa que la decisión de la Sala Capitular del ADN,  de aumentar los arbitrios y cargas a los inmuebles radicados en su jurisdicción, es ilegal y  contraria a lo que dispone la Constitución de la República en su artículo 93, que atribuye claramente al Congreso Nacional la facultad de  “establecer los impuestos, tributos o contribuciones generales y determinar el modo de su recaudación e inversión”.

Publicar un comentario