Atrás

Hidalgo afirma que proyecto en La Romana no está abandonado

El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, aseguró que el proyecto inmobiliario que tiene en La Romana no está “abandonado ni descartado”, pero a su juicio hay que esperar el momento oportuno, y «ahora mismo no parece que sea el ideal».
En declaraciones recogidas por la agencia EFE, Hidalgo afirmó que el proyecto «no está paralizado», sino que se ha «ralentizado», pero continúa adelante, si bien no con la «celeridad» que teníamos prevista.
Se trata de 1.020 hectáreas en la zona de Cumayasa, donde prevé levantar un complejo urbanístico e inmobiliario con 12.000 apartamentos, cuatro campos de golf, varios hoteles y un puerto deportivo.
Hidalgo mantendrá en propiedad uno de esos establecimientos hoteleros, mientras que los cuatro restantes serán gestionados por marcas estadounidenses de reconocido prestigio.
La inversión total de este macroproyecto se calcula en torno a los 316 millones de euros.

“Gripe porcina”

Hidalgo volvió a expresar su preocupación por lo que considera una «excesiva alarma social» ante la gripe porcina (AH1N1) que – a su juicio – no sólo ha perjudicado al turismo a corto plazo, sino que ha paralizado las reservas a medio plazo.
Hidalgo indicó a EFE que durante quince días «no se ha estado hablando de otra cosa, asustando a la gente, dejándonos a los empresarios turísticos sin posibilidad de reacción».
Aunque ahora parece que la situación «está más controlada» y se ha cambiado el mensaje, rebajando la alerta, lo cierto es que «nosotros llevamos ya veinte días sin poder transportar clientes», y es que, a juicio de Hidalgo, «no tenía que haber llegado tan lejos esa alerta».
Es cierto que se han intentado desviar a los clientes a otros destinos del Caribe, como Cuba o República Dominicana, pero «no han subido las ocupaciones de estos otros países», así que «nadie piense que la bajada de México ha aumentado la de los otros destinos».
El presidente de Globalia cree que «tal y como está el turismo en este momento» el sector va a tener una recesión de entre un 20 y un 25 por ciento en el consumo de viajes, aunque habrá que esperar a ver como evoluciona el segundo semestre del año.
Con respecto al futuro, Hidalgo lo único que pide es que «no vengan más líos de estos, que pueden seguir perjudicándonos», porque sólo pide «poder seguir trabajando».