Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Haití y Venezuela planean proyecto hotelero conjunto en Île à Vache

Como ya se había adelantado durante la VII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de Petrocaribe, en mayo último, los gobiernos de Haití y de Venezuela han anunciado que planean asociarse en un proyecto de hotel y villas en la Isla de Vache, un destino en el que las autoridades haitianas pretenden crear un desarrollo turístico de baja densidad.

La confirmación fue divulgada por el primer ministro Laurent Lamothe durante una presentación del “Destino Île à Vache” en el hotel Best Western de Petion-Ville, en Puerto Príncipe.

Semanas atrás, en agosto, comenzaron las obras para dotar a Isla de Vache con un aeropuerto. Paralelamente, ha comenzado el desarrollo de otros proyectos como un centro comunitario que incluirá librería, sala de lectura, café y sala de entretenimiento en un área de 120 metros cuadrados.

Además, el Ministerio de Agricultura ha desarrollado una granja en la isla, sobre la cual Lamothe, en una reciente visita para lanzar oficialmente el proyecto, comentó que es muy importante y necesaria “para la implementación del proyecto de desarrollo turístico”.

El proyecto conjunto anunciado por Haití y Venezuela consistirá, según explicó el primer ministro, en la construcción de un hotel y villas residenciales en el área de Anse-du-Four, en la bahía de Abaka.
Venezuela ha estado brindando apoyo a una serie de proyectos de infraestructura en Haití, incluida la construcción del nuevo aeropuerto en Cabo Haitiano, que recientemente fue nombrado en homenaje al presidente Hugo Chávez.

Según fuentes haitianas, varias compañías han presentado propuestas de proyectos de turismo en la isla, incluidas Blue Marlin Development, SA, Charles Fequiere, SA, Royal Oasis y Holmes Haiti International Development Limited, LLC.

El gobierno reveló que dos firmas de contabilidad, la local Merove-Pierre y la internacional PriceWaterHouseCoopers, han sido contactadas para auditar las propuestas de proyectos recibidas hasta el momento.
aunciado inicialmente por el gobierno en marzo pasado, prevé un emprendimiento de baja densidad y con una orientación sostenible, que haga énfasis en áreas como el patrimonio cultural, agroturismo e historia y contribuya al desarrollo de las comunidades de la isla, donde viven 15 mil personas y existen unas 20 playas vírgenes.

Incluye, además del aeropuerto con una pista de 2.600 metros, una carretera al aeropuerto, dragado de la bahía, construcción de instalaciones en las cercanías y planes para unas 2.500 unidades hoteleras y residenciales.

Al hacer el anuncio inicial de los planes para la isla, en marzo pasado, el Ministerio de Turismo destacó que Île à Vache “es una de las últimas verdaderas islas del tesoro en el Caribe. Allí el turismo progresa lentamente, en un modo sostenible, construyendo lugares apacibles y a la vez contribuyendo con las comunidades locales”.

Una de las líneas de la política del gobierno de Michel Martelly es el desarrollo del turismo como recurso clave en la lucha por mejorar las condiciones de vida en el empobrecido país caribeño.

Como parte de los proyectos que apuntan a ese objetivo, en los últimos meses fueron inauguradas nuevas obras en el aeropuerto internacional Toussaint Louverture de Puerto Príncipe, una escuela de hotelería en Les Cayes, cercana a Isla de Vache donde también comenzaron obras en el aeropuerto local; la creación de una policía turística, y el surgimiento y primeros pasos de la aerolínea Sunrise Airways.

A todo esto se suma la entrada al mercado o el desarrollo de hoteles como el Best Western Premier Petionville, Royal Oasis by Occidental, Port-au-Prince Marriott y NH El Rancho.

Según explicaba a fines de 2012 la ministra de Turismo de Haití, el país, que recibe actualmente a unos 300 mil visitantes relacionados con organismos internacionales que participan en la reconstrucción tras el terremoto de 2010 y otros proyectos, mira a un turismo orientado a la cultura y el medio ambiente, sin los proyectos masivos alentados en otros destinos de la región.

Uno de los retos que enfrenta el estado caribeño para lograr sus propósitos con respecto al turismo es el de la capacitación, pues el gobierno haitiano ha declarado que desea importar mano de obra.

En los años ´70 y ´80, Haití era un destino turístico conocido internacionalmente, pero la inestabilidad política y el caos económico que trajo aparejado, unido a desastres naturales al paso de varios huracanes y al fuerte terremoto de 7 grados en la escala de Richter ocurrido en 2010, pusieron en una situación más que crítica al país.

 

Publicar un comentario