Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Flexibilizan las restricciones de líquidos en el equipaje de mano

Hosteltur informa que ha entrado en vigor en la Unión Europea (UE) la primera fase del proceso de flexibilización de las restricciones para los pasajeros aéreos sobre el transporte de líquidos, aerosoles y geles (LAG) en su equipaje de mano y que, de aplicarse con éxito, podría conducir hacia su derogación total en dos años.

Ahora el control será realizado fundamentalmente con nueva tecnología. Los principales aeropuertos comunitarios han invertido más de 150 millones de euros en adaptarse a la nueva regulación, según ha asegurado ACI-Europe, el capítulo europeo del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI, por sus siglas en inglés).

La Comisión Europea (CE) desarrolló una hoja de ruta para sustituir progresivamente la restricción de líquidos en el transporte con la detección tecnológica.

La limitación de los líquidos, aerosoles y geles en el equipaje de mano a envases de 100 mililitros en una bolsa transparente de un litro de capacidad fue introducida en noviembre de 2006, luego que en el verano de ese año se desmantelara en Reino Unido un plan terrorista para hacer estallar unos diez aviones en pleno vuelo entre Londres y Estados Unidos utilizando explosivos líquidos.

La amenaza terrorista provocó el cierre del aeropuerto Londres Heathrow y un caos aéreo en Europa que, posteriormente, se extendió globalmente.

Desde entonces, ha venido prorrogando la aplicación de la medida, sin flexibilizar ninguna de sus restriccionesllevando a cabo una verificación exhaustiva en los puntos de control de los aeropuertos. En mayo de 2010, la UE prorrogó nuevamente la regulación hasta abril de 2011. No obstante, al concluir el nuevo plazo, la UE quiso mantener el control estricto de esos artículos en los equipajes.

En julio de 2012, Bruselas prolongó de nuevo la restricción y además la fecha límite de abril de 2013 que se había planteado originalmente para su eliminación total, debido a las reservas en cuanto a la eficacia de la tecnología.

El 19 de marzo de 2013, la Comisión aprobó las modificaciones legales necesarias para poner en práctica la primera fase de este proceso a partir del viernes 31 de enero. En esta primera fase los aeropuertos tendrán la obligación de disponer de pantalla y equipo especial de detección de explosivos líquidos, y el control de líquidos, aerosoles y geles en bolsas transparentes a prueba de manipulaciones, comprados en aeropuertos y cualquier medicamento líquido o necesidades dietéticas especiales.

ACI Europa ha afirmado que “las nuevas normas tienen un impacto directo mínimo en los pasajeros aéreos de la UE. Su función principal será facilitar a los pasajeros que viajen con origen o destino a aeropuertos de terceros países en tránsito en aeropuertos de la UE y los LAG en debate son sólo aquellos adquiridos y correctamente envasados en las tiendas de los aeropuertos y las compañías aéreas operadoras”.
Los aeropuertos de Europa están listos y han gastado más de 150 millones de euros para adaptarse al cambio de normativa. Esto mejorará la experiencia del aeropuerto de pasajeros en conexión que hasta ahora tenían que entregar sus compras libres de impuestos de los aeropuertos de fuera de la UE y las compañías aéreas”.
En esta primera fase que comenzó este viernes, 31 de enero, pondrá a prueba el impacto operativo de los sistema de detección de los LAG. Involucra una gama limitada de líquidos. Se espera que tenga un mínimo impacto en las operaciones de control de los aeropuertos, basado en el nivel actual de líquidos, aersoles y geles transportados por los pasajeros. La segunda y la tercera fases dependerán de la implementación exitosa de la primera fase.
Esta primera fase permitirá a los pasajeros podrán transportar en una aeropuerto europeo líquidos, aerosoles o geles comprados en tiendas libres de impuestos comprados en países no europeos dentro de las 36 horas anteriores, siempre y cuando se lleven en una bolsa de seguridad que no pueda ser manipulada (STEB, según sus siglas en inglés), de acuerdo con la especificación establecida por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Los pasajeros podrán viajar con medicamentos y alimentos para bebés requerido durante el vuelo como hasta ahora.

Estas normas han sido adoptadas en coordinación con los principales socios comerciales de la UE, incluidos Estados Unidos, Canadá y Australia. Los pasajeros de la UE también podrán llevar sus artículos líquidos, aerosoles o geles en empaques STEB en los aeropuertos de esos países.

 

 

 

Publicar un comentario