Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Extranjero irá a la cárcel por ‘vender’ el hotel Jaragua

La jueza de la Jurisdicción Permanente del Distrito Nacional dispuso ayer el envió a la cárcel de Najayo de un ciudadano sueco, de origen paquistaní, acusado de estafar a dos inversionistas extranjeros con US$4.3 millones, haciéndose pasar por el principal accionista del Renaissance Marriot Jaragua Hotel And Casino para venderles la propiedad de la concesión del establecimiento hotelero.
Keila Pérez envió por un mes al recinto carcelario a  Sattar Qureshi (Shimmy), tras dictarle prisión preventiva en su contra. El extranjero, según la Fiscalía, tiene 17 expedientes abiertos en EEUU por estafa.
El fiscal adjunto Bienvenido Fabián Melo, del Departamento de Investigación de Casos Mayores de la Fiscalía, había pedido al tribunal la presentación de una garantía económica de 160 mil pesos para poder obtener su libertad, impedimento de salida del país y una presentación periódica por ante el Ministerio Público, pero debido a que el imputado dijo que no tenía arraigo en el país, fue variada la solicitud de medida de coerción.
La querella en contra del paquistaní fue presentada por Jitendra Dahya  y Jay Patel, a través de sus abogados Pedro Domínguez Brito, Emilio Rodríguez Montilla y Robert Martínez, acusándolo de complicidad, asociación de malhechores y abuso de confianza.
Adicional a esa querella fue presentada otra por Wilfried Hoedt, a través de sus abogados Hipólito Herrera, Juan Moreno y Alberto Fiallo. Según la acusación, Shimmy dio un tours a los inversionistas por el hotel.
Según la primera querella el dinero fue dado en varias partidas de US$25,000, US$444,442.89 y US$349,251.19, y trasferido a la cuenta de Sonia Cabrera, presunta asesora legal para el contrato del Marriot, así como US20,000 en efectivo. La segunda establece que Sattar recibió de Hoedt US$797,500.00 en calidad de depósito para garantizar a los supuestos vendedores de la concesión. (LD-2A)

Publicar un comentario