Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Expresan preocupación por efectos del cambio climático en zonas costeras

Bruno TakahashiEl efecto del cambio climático sobre las zonas costeras de República Dominicana tendrá repercusiones drásticas en las próximas décadas, afectando significativamente la forma como se desarrolla actualmente el turismo en el país.

Bruno Takahashi, director de investigación del Knight Center para Periodismo Ambiental, y Adriano Miguel Tejada, director del periódico Diario Libre, manifestaron ayer su preocupación al respecto en la inauguración del taller “La cobertura mediática del cambio climático: mejores prácticas en un contexto de incertidumbre”, organizado por la Fundación Diario Libre, la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) y la Embajada de los Estados Unidos en República Dominicana.

Inauguraron los dos días del taller el decano de humanidades, David Álvarez; el director de Diario Libre, Adriano Miguel Tejada; el agregado de prensa de la Embajada de Estados Unidos, Jeremy Knight, y el sub-jefe de la Policía Nacional, general Alejandro Dipré.

Para Adriano Miguel Tejada “basta con que suba unas pulgadas el nivel del mar y posiblemente todos nuestros hoteles de playa sufrirían un impacto grave, eso significa un golpe mortal para la economía nacional y para la forma de vida de los dominicanos”, señaló al referirse al tema.

Tejada recalcó que la Fundación Diario Libre busca crear consciencia de un fenómeno que va a afectar a la población de forma directa, cambiando casi radicalmente el futuro de la isla.

El destacado comunicador dijo que la tarea con el taller es mostrar los efectos, consecuencias y las acciones que se deben llevar a cabo para mitigar los efectos del cambio climático.

Las proyecciones sobre el incremento de los océanos, el aumento de las precipitaciones y la temperatura para los próximos años, son manifestaciones del cambio climático que inciden en el turismo y acarrean consecuencias económicas, sociales y de seguridad, de acuerdo con Takahashi.

“La industria hotelera ha crecido enormemente en los últimos años y eso tiene impacto en la línea costera y en el ambiente local donde se están desarrollando estas actividades, así como por el número de gente que está visitando y la manera en cómo se disponen los residuos y la cantidad de energía que se utilizan en las instalaciones”, expuso el periodista.

El experto indicó que en el Caribe existen muchos riesgos ecológicos, sociales, económicos y de seguridad.

Esta vulnerabilidad y el incremento de los efectos costarán al Caribe unos US$22 mil millones anuales para el año 2050, mientras que para el 2100 se eleva a US$46 mil millones cada año, según informes académicos.

El profesor también informó que para la región del Caribe, específicamente República Dominicana y el sur de Florida, el cambio climático afectará las poblaciones costeras que se verán obligadas a moverse a lugares más altos.

Publicar un comentario