Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Expertos sugieren a RD y Haití atención a mercado laboral y migración

Aunque Haití es hoy el segundo mayor mercado de exportación de República Dominicana, después de Estados Unidos, es necesario que ambos países profundicen aún más sus relaciones laborales y migratorias, para potenciarlas más allá del umbral actual.

Así lo sugiere un estudio encargado por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo al Banco Mundial, elaborado por un equipo de expertos de esa institución y debatido anoche en el Salón Verdel del Palacio Nacional en un acto moderado por el representante del BM en el país.

El estudio “Haití, República Dominicana: Más que la suma de las partes” lo presentó el economista líder del BM, Maurizio Bussolo, introducido por el ministro de Economía Temistocles Montás, informó la Unidad de Comunicaciones del MEPyD.

El funcionario estuvo acompañado de Youri Latortue, asesor del presidente haitiano, Michel Martelly, así como de la directora de la Unidad de Análisis de Estudios Económicos Sociales del Ministerio, Magdalena Lizardo, quien comentó la ponencia.

Montás recordó que precisamente la Ley Orgánica de Estrategia Nacional de Desarrollo 2030 tiene entre otros objetivos el fortalecer y formalizar las relaciones laborales y migratorias entre Haití y la República Dominicana.

Subrayó que República Dominicana se ha convertido en una fuente apreciable de remesas para Haití, cuyo flujo migratorio ha intensificado en territorio dominicano la mano de obra haitiana no calificada.
Ese fenómeno, advirtió empero, aunque reduce costos en el proceso productivo nacional, también puede desincentivar su tecnificación y afectar así el desarrollo de la innovación técnica y científica, requisitos para la competitividad.

Previno en consecuencia que si no se realizan esfuerzos para resolverlo, la probabilidad de formar capital humano puede terminar afectando incluso al propio Haití.

Mientras que Latortue, quien encabezó la delegación oficial haitiana a la presentación del estudio, abogó por una mayor inversión dominicana en su país, al proyectar que las mismas contribuirían a bajar la presión migratoria y definió el diálogo como clave entre ambos países.

Entre tanto, el conferenciante Bussolo atribuyó el rezago en desarrollo económico de Haití a la inestabilidad política y macroeconómica y a un menor nivel de inversión en infraestructura y capital humano que contrasta con el avance que en ese mismo periodo ha registrado la República Dominicana.

En ese sentido, al comentar el contenido del estudio, Lizardo lo calificó de un aporte importante para debatir las relaciones inter económicas de las dos naciones y en particular las de comercio bilateral, migración y remesas y reconstrucción después del terremoto de 2010.

“Los dos países tienen mucho que abordar en materia de infraestructura que permita flujo de mercancía, de toda la logística, no solamente vinculado al comercio binacional, sino a las potencialidades que los dos podrían tener para expandir exportaciones hacia terceros mercados”, expresó Lizardo.

Publicar un comentario