Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

El turismo, el motor del desarrollo

 

La industria turística dominicana ha tenido dos figuras pioneras. Una de ellas, el destacado comunicador Ellis Pérez, quien en el curso de su larga trayectoria profesional ha desempeñado con eficiencia y probidad distintas funciones públicas. Ellis fue un temprano promotor del turismo cuyas posibilidades avizoró en el tiempo.

El otro fue el desaparecido don Angel Miolán, quien fue también uno de los tres pioneros que con alto riesgo personal abrieron el camino para el proceso de transición democrática que siguió a la prolongada dictadura trujillista.

Nombrado Secretario de Estado de Turismo, Miolán tuvo la visión de largo alcance de calibrar el potencial turístico de la República Dominicana. Con una muy crítica disponibilidad de recursos, arrostrando inclusive la burla de muchos que lo consideraban un iluso y se referían con sorna “a los turistas de Miolán”, dio los primeros pasos con la Semana de Amistad Domínico Portorriqueña, que trajo al país miles de visitantes boricuas cuando ni siquiera disponíamos de suficiente capacidad de alojamiento hotelero.

Desde entonces ha llovido mucho y mucho también ha cambiado el panorama turístico del país. Hoy, convertida en una industria de enorme pujanza y en continuo y sostenido crecimiento, se ha convertido en el más importante motor de desarrollo de la economía dominicana. Los números que presentan constituyen su mejor testimonio.

La en una ocasión llamada “industria sin chimeneas” para distinguirla del sector azucarero, al que en su tiempo le correspondió y satisfizo la tarea de impulsar el desarrollo del país, no solo es, fuera de las exportaciones de zona franca, la principal fuente generadora de divisas. Tal como resaltó el presidente de ASONAHORES, Simón Suárez, durante la Exposición Comercial del sector celebrada en Punta Cana, tan solo durante el pasado año generó en consumo interno la respetable cifra de 338 mil millones de pesos. Al cierre del 2016, el resultado debe ser superior tomando en cuenta el crecimiento en la llegada de turistas.

Otras cifras que reflejan la importancia de los aportes del turismo: sus compras de productos agrícolas totalizaron 22 mil millones de pesos; las nuevas inversiones llegaron a 24 mil; el aporte al fisco fue de 44 mil millones; los empleos directos y los indirectos beneficiados superiores a 597 mil y su participación en el Producto Interno Bruto fue del 16 por ciento al sobrepasar los 500 mil millones de pesos.

La meta ahora es seguir creciendo con vistas a llegar a los 10 millones de turistas para el 2022, tal como está pautado, preservando y acreciendo el liderazgo turístico del país en la región. Dependerá del trabajo conjunto que como hasta ahora han venido desarrollando los empresarios y el Ministro de Turismo y de que asumamos el compromiso de cuidar la industria con el mismo celo que si fuese la niña de nuestros ojos.

 

Mario Rivadulla

Publicar un comentario