Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

EEUU acaba con la crisis de deuda con un pacto de última hora

El Congreso de Estados Unidos aprobó el miércoles un acuerdo de última hora para acabar con una parálisis parcial del Gobierno, evitando así que la mayor economía del mundo caiga en una histórica suspensión de pagos que hubiera desatado un desastre financiero.

Acabando con semanas de negociaciones políticas que pusieron nerviosos a los mercados de todo el mundo, el presidente estadounidense, Barack Obama, promulgó rápidamente la ley, aprobada por el Senado y la Cámara de Representantes después de que los republicanos cedieran en sus esfuerzos por condicionar su aval a cambios en la ley sanitaria.
La oficina de presupuesto de la Casa Blanca pidió a cientos de miles de empleados públicos que estuvieran preparados para volver a sus trabajos el jueves.
A pesar de todo, el acuerdo de última hora solo es una solución temporal y no resuelve los temas fundamentales de gasto y déficit que dividen a los republicanos y demócratas.
La iniciativa otorga financiación al Gobierno hasta el 15 de enero y eleva el techo de endeudamiento hasta el 7 de febrero, por lo que los estadounidenses podrían encarar otra parálisis del Gobierno a principios del próximo año.
Con la noticia del acuerdo, que se alcanzó sólo un día antes de la fecha en la que el Departamento del Tesoro hubiera agotado su capacidad de pedir prestado dinero, las acciones estadounidenses subieron a niveles cercanos al récord histórico.
“Podemos comenzar a quitar de encima esta nube de incertidumbre e intranquilidad a nuestras empresas y a los estadounidenses”, dijo Obama desde la Casa Blanca poco después de la aprobación en el Senado y justo antes de que la Cámara de Representantes comenzara a votarla.
“Esperemos que la próxima vez no sea a última hora”, agregó el mandatario, que se mantuvo firme frente a los republicanos en su defensa de la ley “Obamacare”, hasta llegar a un acuerdo con pocas concesiones y poner fin a una parálisis de 16 días.
El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, dijo que la economía global evitó una potencial catástrofe con la aprobación en el Congreso del acuerdo para elevar el techo de endeudamiento estadounidense, de 16,7 billones de dólares.
Las diferencias entre republicanos y la Casa Blanca en torno a la financiación del Gobierno había forzado a dar licencia temporal a cientos de miles de empleados públicos desde el 1 de octubre y había despertado preocupaciones de que las políticas impulsadas por las crisis fueran la nueva regla en Washington.

 

Publicar un comentario