Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Dominguez Brito, ¡manos a la obra contra la corrupción!

El enérgico pronunciamiento del Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, contra el auge de la prostitución en las comunidades turísticas de la Costa Norte, fue el punto brillante de la V Cumbre de Prensa y Turismo la semana pasada en Puerto Plata.

Creo igual que él, que la notable presencia de la prostitución, es una vergüenza, pero lo es principalmente para las autoridades regionales que han sido cómplices del crecimiento de este cáncer que ha contribuido al desplome del turismo en la zona registrado a partir del 2001.

Sin la complicidad de los dirigentes municipales y del establishment político de Puerto Plata, incluyendo al PLD, PRSC y PRD, no hubiera sido posible –por ejemplo- la conversión de la principal calle de Sosúa en una zona entregada al comercio sexual.

Figuras contadas del turismo en Puerto Plata, un ex síndico de Sosúa y cabeza del PLD y otros “líderes”, para tapar su actitud corrupta, han intentado convencernos de que la promoción de la prostitución es estrategia válida para el turismo. No tengo dudas de que todos ellos son beneficiarios y algunos incluso, empresarios promotores de este penoso comercio.

La diferencia en la Costa Norte la ha marcado el actual director de Turismo, Lorenzo Sancasani, que a pesar del riesgo que asume enfrentando a los altos responsables políticos y empresarios de la corrupción, ha adoptado una actitud firme. A él se ha sumado –aún con timidez- la diligente alcalde de Sosúa; pero falta voluntad y sobre todo, que el coraje de Dominguez Brito para señalar las consecuencias de este mal, lo convierta en un acción de igual magnitud para combatir sin tregua ni temor esta situación en el terreno de los hechos.

Sobran recursos legales y poder para aplastar este monstruo en el que están implicada gente que incluso posee importantes medios de comunicación en la zona y ocupan altos puestos en la estructura pública. ¡Ojalá y deporten a los extranjeros y encarcelen a los políticos-empresarios de la prostitución!

Creo que Dominguez Brito erró en un aspecto importante al analizar el tema. Quizás es una omisión de los reportes periodísticos, porque situaciones imprevistas me obligaron a ausentarme de la Cumbre.

Habló de la prostitución, pero olvidó que ella es un subproducto de la corrupción que está destruyendo la capacidad de los entes públicos para cumplir sus responsabilidades.

Sin la complicidad corrupta de las pasadas autoridades municipales –por ejemplo- no habría sido posible convertir la principal calle de Sosúa en un burdel. Y no referiré en esta ocasión lo que ocurre en los tribunales o en las estructuras políticas implicadas por acción uy omisión en el saqueo de la junta distrital de Cabarete. Dominguez Brito, ¡Manos a la obra!

Por Manuel Quiterio Cedeño

 

 

 

Publicar un comentario