Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Cuba promueve modalidad de circuitos turísticos

Todo servicio o producto turístico debe estar orientado a las necesidades y expectativas de sus clientes potenciales o reales, aseguró el miércoles la directora comercial del Ministerio de Turismo, Carmen Orellana, al valorar las fortalezas del destino Cuba en el desarrollo de la modalidad de circuitos, durante una de las sesiones de FITCuba 2014.

Desde el punto de vista geográfico, Cuba tiene las condiciones para desarrollar el turismo de circuitos, al ser un país estrecho y alargado, con ventajas para quienes gustan de combinar diversas preferencias en un solo viaje turístico, comentó.

La directiva explicó que en las 16 regiones turísticas definidas en el país se encuentran en armonía los atributos naturales y geográficos, a los cuales se unen los valores culturales e históricos.

Destacó la existencia de más de 4 000 cayos y 400 km de playas de arena blanca y aguas transparentes, con una extensa barrera coralina al norte del país, un escenario de primer nivel para la práctica del buceo y los deportes náuticos.

Además, Cuba posee 14 parques nacionales integrados por ecosistemas protegidos muy diversos, que van desde cayos y arrecifes de coral (en el archipiélago de los Jardines de la Reina y los cayos de San Felipe), humedales (Ciénaga de Zapata), selvas tropicales (en los parques Alejandro de Humboldt y Pico Cristal) y mogotes (Valle de Viñales).

En tanto, toda la riqueza patrimonial, cultural e histórica acumulada en siglos de formación de la identidad nacional se revela como un genuino atractivo que forma parte de diferentes circuitos turísticos.

El grado de conservación y protección de estos sitios ha sido reconocido por la Unesco, que ha declarado casi una decena de sitios del Patrimonio Mundial, a lo que se une la categorización de 257 sitios como Monumentos Nacionales.

La directora comercial del Mintur dijo que para lograr un trabajo integrado en los servicios turísticos se dispone de cinco agencias nacionales que se inscriben directamente en el sistema del Ministerio de Turismo de Cuba: Havanatur, Cubatur, Viajes Cubanacán, Ecotur y Cubamar.

También cuatro agencias se subordinan directamente a otros organismos, aunque mantienen un vínculo con el Ministerio. Estas son Paradiso, Gaviotatour , San Cristóbal y Amistur, destacó.

“El perfil y desarrollo de las agencias de viajes, y la cooperación e integración existentes entre las mismas y con otras entidades cubanas, permiten la combinación de excursiones de diversa índole, complejidad y esfuerzo, siempre con guías especializados y con conocimiento idiomático”, dijo.

Orellana significó cómo se logra un amplio catálogo que, por una parte, se presenta como paquete turístico convencional, y un producto a la medida de operadores y turistas, rutas culturales, circuitos ecoturísticos, además de la combinación en las dimensiones de naturaleza y ciudad.

Sobre la aceptación de los servicios turísticos cubanos compartió los resultados de las encuestas aplicadas a los visitantes, en las cuales se revela que las principales motivaciones para viajar a Cuba son playas y naturaleza, cultura, patrimonio e historia, el encuentro con el pueblo cubano y la seguridad que encuentra el viajero en la isla.

Teniendo en cuenta esas motivaciones, la mejor manera de optimizar el tiempo de estancia de nuestros visitantes para satisfacer sus expectativas como consumidores de un producto turístico, es vivir la experiencia de un circuito, aseguró.

Como parte de las estadísticas registradas, informó que al cierre del 2013 el conjunto de agencias pertenecientes al Mintur alcanzó un incremento de 3,1% del número de turistas que escogieron circuitos para sus vacaciones en Cuba. Ello representó un alza de 12,8% de los ingresos asociados, y de 9,4% del ingreso medio.

La directora dijo que por vía aérea Cuba está conectada actualmente con 51 ciudades del mundo, a través de 36 aerolíneas internacionales, para las cuales se dispone de 11 aeropuertos internacionales ubicados en regiones turísticas de primer orden.

A ello se suman las conexiones por vía marítima, a través de siete marinas internacionales y tres terminales de cruceros, destacó.

Para finalizar, señaló que Cuba, con su producto de circuitos, puede satisfacer múltiples segmentos del mercado turístico con tres dimensiones básicas: naturaleza, cultura y sol y playa; actividades pasivas y activas, contemplativas, de aventura y aprendizaje, evasivas y de contacto, organizadas y libres.

 

 

Publicar un comentario