Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Crisis en España por anuncio de huelga de controladores

El 98% de los controladores aéreos que participaron en la consulta organizada esta semana por la Unión Sindical de Controladores Aéreos de España (USCA) votó a favor de ir a la huelga. La Junta Directiva de USCA se reunirá para fijar las fechas de la huelga y si se realizará en una sola jornada (18 ó 20 de agosto) o bien se extenderá a tres días. Empresas y destinos temen un desvío de turistas hacia otros destinos en plena temporada alta. Para cumplir los plazos legalmente establecidos la huelga no se podrá llevar a cabo antes de mediados de agosto, dado que debe haber diez días de preaviso.
El portavoz de USCA, Daniel Zamit, indicó a EFE que cumpliendo los plazos previstos, las fechas más factibles para la huelga serían el 18 ó el 20 de agosto. La participación en la consulta ha alcanzado los 1.883 trabajadores, un 92% del total, de los que unos 1.845 se han mostrado a favor de los paros.

Jornadas y descansos

La convocatoria de huelga se produce después de que el Gobierno aprobara, el pasado viernes, un Real Decreto sobre las jornadas y el descanso que debe realizar este colectivo.
USCA ha interpretado que el único objetivo de la decisión del Gobierno ha sido “dinamitar” las negociaciones del convenio colectivo.
El ministro de Fomento de España, José Blanco, anunció en Santander que si los controladores convocan huelga, “de acuerdo con la ley” se establecerían los servicios mínimos para garantizar el funcionamiento de los aeropuertos españoles”.
Sin embargo, añadió que para “situaciones excepcionales” los Ministerios de Fomento y de Defensa han llegado a un acuerdo para que controladores aéreos militares puedan “garantizar el interés general”.

Reacciones

Desde el mismo momento del anuncio, se han multiplicado las reacciones de las diferentes asociaciones del sector turístico así como de destinos para que los controladores aéreos españoles no vayan a la huelga. De momento, empresas y destinos temen cancelaciones en plena temporada alta. Por otra parte, los controladores están expresando sus posturas vía Twitter.
En un comunicado conjunto, la Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo (Aceta), la Asociación Española de Compañía Aéreas (Aeca), la Asociación de Compañías de Aviación Civil (Aca) y la Asociación de Líneas Aéreas (Ala) afirman no entender dicha convocatoria de huelga a tenor de las declaraciones de los portavoces del sindicato de controladores USCA. En dichas declaraciones, los controladores reconocen que sus condiciones de trabajo han mejorado tras la aprobación el pasado viernes del decreto que regula los tiempos de actividad y descanso, la razón inicial de los paros.

El turismo

Por su parte, Aeropuertos Españoles y de Navegación Aérea (AENA), que regentea a los aeropuertos de España, lamentó la decisión de los controladores de USCA de ir a la huelga, porque entiende que “no es justa ni está justificada” en el actual escenario de crisis económica.
Las principales asociaciones del sector aéreo ha condenado la decisión de los controlados de convocar una huelga “injustificada” en pleno agosto que causará “graves perjuicios a pasajeros, aerolíneas y a la economía española”.
El presidente de la Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA), Felipe Navío, dijo a EFE que, aunque la huelga no llegue finalmente a producirse, el simple hecho de que se convoque afectará negativamente al turismo, “el único sector de la economía que puede generar empleo y actividad económica”.

Anomalías

Representantes de las principales asociaciones de aerolíneas han manteniendo encuentros con el Ministerio de Fomento desde que en el mes de mayo constaran “situaciones anómalas” que, para las compañías, eran achacables a los controladores.
Dichas anomalías provocaron la caída de la puntualidad en algunos aeropuertos como en el de Madrid-Barajas, donde llegó a caer más de 10 diez puntos, en rutas de mucho tráfico, con retrasos de hasta 47 minutos.

Medidas necesarias

Por su parte, el secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Ramón Estalella, señala que de paralizarse el tráfico aéreo habría que poner en marcha “todas las medidas necesarias” para restablecerlo, incluyendo el uso de controladores militares o contratados en otros países.
Estalella adelantó que exigirá al Gobierno “firmeza y soluciones valientes” para que el colectivo no paralice el país, “por mucha fuerza que tenga”, porque, según él, “no se puede ceder permanentemente a sus chantajes”.
“Si quieren hacer huelga, bien, no queremos entrar a valorar sus condiciones laborales, pero lo que debe primar es el interés de los 12 millones de viajeros que se moverán en agosto en España, y que forman parte de un sector prioritario y estratégico para el país, como es el turismo”, aseveró el directivo de la patronal hotelera.

Publicar un comentario