Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Crisis EEUU puede afectar proyectos en México


La actual crisis económica en los mercados estadounidenses podría afectar en un mediano plazo grandes proyectos en México como el de Punta Colonet y el aeropuerto de la Riviera Maya, debido a una restricción en los créditos, consideró el analista bursátil de IXE México, Patricio Rivera Torres.
El especialista sostuvo en declaraciones para Notimex que aunque México se encuentra en las mejores condiciones para enfrentar la situación que se está dando en el mercado estadounidense, se deben aplicar medidas y estrategias que puedan hacer frente a los efectos negativos que pudieran darse.
Estimó que se tienen que tomar precauciones en el sector de infraestructura, como el seguir ejerciendo el presupuesto público como una medida anticíclica para generar una mayor derrama económica.
“Estamos hablando de los proyectos que requieren financiamientos privados”, aclaró.
En entrevista, el analista consideró que sin duda los sectores más afectados serán los de consumo discrecional y otros donde las empresas mantengan deudas mayores, pues tendrán dificultades para acceder a los créditos.
“Se va a empezar a dificultar el acceso al mercado y habrá una escasez de créditos”, expresó el analista, al enfatizar que esto dañará sin duda alguna los grandes proyectos de infraestructura.
En este sentido, mencionó el caso de la licitación del Aeropuerto de la Riviera Maya que fue pospuesto debido a esta crisis, y otro caso sería lo relacionado al Mega proyecto de Punta Colonet en Ensenada, porque aunque hay mucho interés en participar, “esto podría posponerse”.
El analista de IXE México Estrategia refirió que otros sectores que también se verán afectados es el aeronáutico, que además de enfrentar una dificultad por el incremento en el precio del combustible, será tocado por esta crisis debido a que el turismo proveniente del país vecino se verá disminuido en los próximos meses.

Centroamérica espera sortear la crisis

Los gobiernos centroamericanos esperan sortear la crisis financiera que vive particularmente Estados Unidos, aun sabedores de que cuanto mayor es la relación comercial con ese país, más les terminará afectando, en particular a Costa Rica, que le envía más de la mitad de sus exportaciones, o a El Salvador, en pleno proceso electoral.
La cercanía de la región, cuyos productos se venden principalmente al mercado estadounidense, la dependencia de sus inversiones y de las remesas que envían los millones de centroamericanos que trabajan en el país del norte, no dejará indemnes a las pequeñas economías centroamericanas, que han conocido en los últimos años un crecimiento sin precedentes, alertan los analistas consultados.
“No es un momento de pánico, por lo menos ahora, pero es como el clima: sabemos que se prepara un huracán, pero no sabemos qué categoría alcanzará”, dice Arturo Condo, rector de la prestigiosa escuela de negocios costarricense INCAE.
Aunque es posible que la crisis abra nuevas oportunidades para productos baratos que se producen en la región, como ocurrió en 2001, y atraiga más turismo norteamericano temeroso de embarcarse en viajes demasiado largos, las inversiones sin duda recibirán un duro golpe, pronostica Condo.
En particular en países como Costa Rica, Panamá y en menor medida Honduras, los más atractivos para los inversores estadounidenses. “Mi temor es que los países que salgan mejor parados son los que tienen un riesgo más bajo”, declaró a la AFP.
El presidente costarricense, Oscar Arias, teme que muchas de las inversiones previstas en el sector inmobiliario costarricense, que iban a ser financiadas por bancos norteamericanos, no puedan llevarse a cabo. Por eso abogó por la aprobación del plan de rescate bancario de 700 mil millones de dólares presentado por el gobierno de George W. Bush para paliar la crisis.

Publicar un comentario