Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

CHTA llama a los gobiernos a protestar contra impuesto inglés a los pasajeros

La Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe (CHTA, por su siglas en inglés) hizo un urgente llamado a los gobiernos de la región a pronunciarse contra la decisión del gobierno británico de incrementar el impuesto a los pasajeros que viajan al Caribe en un 8%, como parte de una modificación al Impuesto a los Pasajes Aéreos, (Air Passenger Duty, APD) que entrará en vigencia en abril del 2012.
La CHTA condenó enérgicamente la medida, que calificó como “el trato discriminatorio en los impuestos que impone el Reino Unido a la región”, dado el impacto negativo de esta medida en la llegada de turistas a la región procedentes de Inglaterra.
A su juicio, el incremento del impuesto es una inaceptable discriminación que pone en peligro una industria fundamental para el desarrollo de la región.

Desinterés absoluto

En un comunicado, la CHTA afirma que la decisión de mantener el referido impuesto demuestra el absoluto desinterés del Reino Unido en el futuro económico y la prosperidad del Caribe y el rol del turismo en el desarrollo de la región.
Indica que la decisión del Departamento del Tesoro del Reino Unido contradice la política del estado británico de mejorar sus relaciones con las naciones independientes del Caribe y con los territorios británicos de ultramar en la región.
De acuerdo con la entidad, ya el Canciller inglés puso marcado énfasis en la discriminación que la estructura del impuesto portuario, por lo que resulta incomprensible que haya decidido continuar con esta discriminación económica contra el Caribe y su comunidad en el Reino Unido.
La organización, que agrupa a todo el sector turismo del Caribe, señala que en el año 2010 el primer ministro británico David Cameron afirmó que “el turismo es un mercado ferozmente competitivo”, y que el turismo es, “fundamental para la reconstrucción y balance”, de la economía del Reino Unido.

Desbalance impositivo

El comunicado de la CHTA indica que la discriminación en la estructura del impuesto se demuestra en el hecho de que un ticket aéreo de Londres a Barbados, por ejemplo, que cubre una distancia de 4,190 millas paga un impuesto de 130 dólares, y que en contraste un pasaje de Londres a Honolulu, Hawai, una distancia de 7,220 millas, es decir un 72% mas lejos, paga 104 dólares, un 20% menos.
Indica que en adición a esto la llegada de visitantes desde el Reino Unido hasta Barbados ha disminuido un 19.7 %, mientras que la llegada de pasajeros desde otros destinos se ha incrementado en 2.2%.
El comunicado de la CHTA indica que el Caribe es la región mas dependiente del turismo en el mundo y que basado en los vínculos históricos con el Reino Unido la región depende de manera significativa de los visitantes británicos, hasta el punto de que para varios de los países de la región los visitantes desde el Reino Unido representan su mercado principal.

Ingresos del Caribe

Indica que la decisión se produce en un momento en que los ingresos por concepto de turismo en el Caribe se han reducido en 5 billones de dólares en los últimos tres años, por lo que la CHTA y la Organización del Turismo del Caribe, CTO, por sus siglas en inglés, han manifestado de manera reiterada su preocupación al departamento del Tesoro del Reino Unido, en los últimos dos años, enfatizando el impacto negativo del impuesto APD, en el Caribe.
Sostiene que la decisión de mantener la estructura del impuesto APD, actual, demuestra un total desinteres en el impacto de la medida en la comunidad caribeña que vive en el Reino Unido, la cual mantiene fuertes vínculos con su región, indicando que las cifras sugieren que esta comunidad se ha visto forzada a disminuir sus visitas en alrededor de un 20%, desde que se inició el nuevo sistema de tarifas y que en adición a esto tanto British Airways, como Virgen Atlantic, han anunciado reducciones en sus itinerarios hacia dos de los principales destinos del Caribe en el 2012.

Dañará al empleo y la economía

La asociación de agencias de viajes británica ABTA también rechaza la subida del APD y asegura que ésta dañará al empleo y obstaculizará el crecimiento económico.
ABTA argumenta su posición en el hecho de que en 2010 el tráfico de los aeropuertos británicos se redujo en 7,4 millones de pasajeros, mientras creció en 66,3 en el conjunto de Europa, lo que indica, afirma la asociación, que la reducción va más allá de los efectos de la recesión y sugiere que el impuesto está impactando en la economía. Además, una reciente encuesta de ABTA revela que el 43% de los viajeros se está planteando dejar de volar por las altas tasas.

Publicar un comentario