Atrás

BC identifica fórmula que protege economía

Las autoridades del Banco Central informaron que tienen una fórmula expedita que no amenaza la estabilidad económica y que garantiza a los promotores de viviendas la exención de los impuestos, tal y como fue anunciado por el presidente Leonel Fernández, a fin de dinamizar el sector inmobiliario, así como generar y garantizar los empleos existentes en esa área.
Una fuente del Banco Central dijo que el gobernador de esa entidad, Héctor Valdez Albizu, aseguró que la próxima semana sus técnicos tendrán lista y le presentarán la propuesta que establece el mecanismo a través del cual los promotores de viviendas económicas serán exonerados del pago de impuestos y tasas para beneficiar a familias de escasos recursos económicos.
La fuente reveló que el BC propondrá al presidente Fernández una tasa fija por tres años para los préstamos que tomen los adquirientes de viviendas que sean construidas  bajo el marco de los beneficios de no pago de impuestos y del bono-tierra.
El pasado lunes el presidente Fernández se reunió con el sector construcción y dispuso que se envíe al Congreso Nacional un proyecto de Ley que exonere del pago de impuestos y tasas a los constructores de viviendas económicas, como una forma de dinamizar el sector y facilitar que familias de bajos ingresos puedan adquirir su techo en mejores condiciones.
La propuesta había sido hecha el día anterior  a través de LISTÍN DIARIO por el presidente de  Constructora Bisonó, Rafael Bisonó, quien estuvo en el encuentro y manifestó su satisfacción por la acogida del presidente de la República.
El mandatario también dispuso que parte de esas viviendas sean construidas en terrenos donados por el Estado, de manera que ese beneficio se traspase a los adquirientes a través del denominado Bono-tierra.
La fuente del Banco Central señaló que el mecanismo que se estableará para dar las facilidades y dinamizar la construcción,  en ninguno de los casos promovería alteraciones y desviaciones de las reglas de juego del mercado, como han manifestado algunos sectores. (LD-1ª,8ª).

Sugieren mecanismo para evitar distorsión

Una salida para que las anunciadas exenciones fiscales para las viviendas no generen distorsiones en el mercado, fue trabajada ayer en el sector industrial. La misma  consistiría en que cuando el  constructor venda la casa  descuente al adquiriente el equivalente al ahorro que se produciría con las exenciones. Y una vez hecha esa transacción, el Gobierno le dé un crédito tributario por esa suma.
Una salida para que las anuncias exenciones fiscales para las viviendas no generen distorsiones en el mercado, fue trabajada ayer en el sector industrial. La misma  consistiría en que cuando el  constructor venda la casa  descuente al adquiriente el equivalente al ahorro que se produciría con las exenciones. Y una vez hecha esa transacción, el gobierno le dé un crédito tributario por esa suma, crédito que sería  aplicado a futuras compras de materiales o impuestos.
Se explicó que esta fórmula  sería fácil de implementar, debido a que se han hecho los cálculos en base al  impacto que tendrían las exenciones impositivas sobre una vivienda modelo, según los cuales el ahorro que producirían los incentivos fiscales  para el adquiriente de cada vivienda sería de alrededor de  85 mil  pesos, tomando en cuenta que se trata de viviendas cuyo valor no superaría  el millón 400 mil pesos.
Eduardo Estrella favoreció ayer que los incentivos anunciados por el gobierno para las viviendas sean aplicados a materias de construcción producidos en el país. (HO-1)