Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Barahona, mucho más que sol y playa

Polibio Schiffino y Helena Nunziatini, ayer en El Caribe.República Dominicana se conoce como un destino de sol y playa, que no es necesariamente el producto que tiene Barahona en lo particular.

Barahona y la región Sur tienen la mayor biodiversidad que hay en la isla.

Los bosques tropicales, las zonas desérticas, los bosques nublados y muchos otros encantos y atractivos naturales que posee la provincia Barahona, la hacen un espacio no siempre visto en el país ni fuera de sus fronteras.

Y precisamente porque Barahona y la región Enriquillo, en su conjunto, cuentan con todas esas riquezas, el Clúster Turístico y Productivo de la Provincia Barahona mantiene una actividad constante de promoción de este destino, que tiene tanto un trabajo a lo interno (en el país) como a lo externo (en otras naciones).

“De hecho, es la única región que tiene la suerte de poseer la única reserva de la biosfera, declarada por la Unesco en La Hispaniola.

Eso debido a las áreas protegidas que tiene”, dijo ayer Polibio Schiffino, vicepresidente del Clúster Turístico Productivo de la Provincia Barahona y propietario de hotel Casa Bonita, en una amplia entrevista con elCaribe junto a Helena Nunziatini, directora ejecutiva del Clúster.

Schiffino asegura que se están dando a conocer atributos, pocos conocidos nacional e internacionalmente, para que eso genere un mayor interés de visitación a la zona, por ese carácter diverso y amplio que tiene.

Aunque el Sur tiene una extensa zona costera, no toda esa parte puede ser considerada disponible para el balneario de sol y playa, especialmente por su forma rocosa.

Pero todo es bien aprovechable y por eso, algunas playas que no son tan amigables (para que la gente se bañe) entonces se aprovechan para variados deportes acuáticos, con los cuales Barahona cosecha éxito.

Y se preparan áreas de la montaña para los turistas que buscan los senderos de naturaleza, para caminar y para hacer bicicleta de montaña.
“Estamos en un momento en el que hay que diversificarse.

El turista que va a Barahona va individualmente y le gusta salir solo a la comunidad, andar independiente y tener contacto con esas comunidades”, indicó Schiffino.

Negó que haya intereses de otros lados apostando a que el Sur no se desarrolle y dejó claro que “son simplemente la fuerza de la economía y del mercado los que dictan el progreso de los negocios”.

En Barahona hay unas 250 habitaciones, y está el acompañamiento de un plan para duplicar esa cantidad en 12 meses.

Muchos de los hoteles que existen actualmente entrarán en un proceso de ampliación y otros que estaban cerrados por distintas circunstancias serán reabiertos entre 12 y 18 meses.

 

 

Publicar un comentario